MISCELÁNEA| Nuestra Constitución Nacional

- I –

La Constitución de los Estados Unidos Mexicanos fue aprobada el 31 de enero de 1917, y promulgada y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de febrero del mismo año en la ciudad de Querétaro. Como la primera versión tenía múltiples errores de redacción, fue necesario publicar una fe de erratas al día siguiente.

Aunque se la llamó “nueva” Constitución, tanto por constituyentes como por comentaristas jurídicos, la Carta Magna de 1917 reproducía la mayor parte de los preceptos constitucionales del año 1857. Esta razón explica que se haya podido terminar en solo dos meses de trabajo legislativo.

La nuestra, fue la primera Constitución en el mundo en incorporar –como garantías constitucionales- los derechos sociales.

En el artículo 3º, se garantiza que el Estado impartirá educación laica, obligatoria y gratuita; en el 27, se estableció la soberanía nacional sobre todos los recursos naturales y las bases para la reforma agraria tendiente a que los pueblos y comunidades rurales recuperaran sus tierras, bosques y aguas; y el artículo 123 incorporó las principales demandas laborales reclamadas por el proletariado nacional desde mediados del siglo 19: derecho de huelga y sindicalización, salario mínimo y jornada máxima de trabajo, entre otras. 

Además de estos derechos fundamentales, la Constitución de 1917 estableció el Municipio Libre –Artículo 115- como la base de la división territorial, la organización política y administrativa de los estados, sentando las siguientes bases:

* Cada municipio será administrado por un ayuntamiento de elección popular directa, sin autoridad intermedia entre éste y el Gobierno del Estado.

* Los municipios administrarán libremente su hacienda.

* Los municipios estarán investidos de personalidad jurídica.

El artículo 6 de la Constitución promulgada en Querétaro, es muy similar a la de 1857 que garantizó la libertad de imprenta, de manifestación de ideas y de creencias religiosas. 

En definitiva, fue una Constitución de avanzada que permitió el desarrollo del país a lo largo del siglo 20, que mantiene su espíritu progresista no obstante las reformas introducidas a la fecha. 

Hasta el día 20 de diciembre de 2019, la Constitución ha tenido 731 reformas; de los 136 artículos del texto original, solo 22 se mantienen iguales; se han producido 699 cambios a través de 229 decretos.

A juicio de uno de los abogados constitucionalistas más brillantes de México, el doctor Diego Valadés, “el problema con los cambios que se le han aplicado a la Carta Magna de 1917, es que se ha engrosado su contenido tres veces más de lo que originalmente aprobaron los Constituyentes. El texto original tenía 21 mil palabras y el actual tiene 65,447”. (Año 2017)

 

- II -

 

Diputados Constituyentes por el Estado de Oaxaca

“Los diputados oaxaqueños –afirma Raúl Dávila Ortiz en su ensayo “Oaxaca en el Congreso Constituyente 1916-1917”– en general, y el tehuantepecano, Crisóforo Rivera Cabrera, en particular, debatieron y aprobaron contenidos clave del texto constitucional”.

Ellos fueron los diputados constituyentes que representaron a Oaxaca en 1917:  

Luis Espinosa: Nació en Ocozocoautla, Chiapas, el 8 de enero de 1885.

En 1909 se declara simpatizante del anti-reeleccionismo, siendo un maderista convencido. Fue nombrado para representar un Distrito de Oaxaca en el histórico congreso de Querétaro en 1917 y tomó parte activa en los debates de los artículos 3o, 27, 123 y 130 de la Constitución.

Salvador González Torres: Nació en Tacámbaro, Michoacán, el 22 de enero de 1885. Hizo campaña militar en Chiapas y Oaxaca. 

José F. Gómez: Nació en Juchitán, Oaxaca, el 11 de julio de 1892. En 1910, se unió a la causa de Francisco I. Madero. Su pueblo natal lo eligió diputado al Congreso Constituyente de Querétaro.

Manuel Herrera: Nació en la ciudad de Oaxaca, el 12 de diciembre de 1890. Siendo todavía estudiante de preparatoria, fue uno de los fundadores del Partido “Anti-reeleccionista de Oaxaca”. 

Leopoldo Payán: Nació en Tlaxiaco, Oaxaca en 1872. Formó parte del grupo revolucionario de liberales de la ciudad de Oaxaca, que lideraban los hermanos Flores Magón. Posteriormente, al lado de Madero, constituyó el Partido Anti-reeleccionista Oaxaqueño.

Celestino Pérez: Nació en Tlacolula de Matamoros, Oaxaca.

Siendo muy joven ingresó al Partido Anti-reeleccionista de Oaxaca y acompañó al apóstol Madero cuando en gira de propaganda vino a nuestra entidad.

Tomó parte muy activa en la creación del Sindicato Único de Trabajadores Petróleos de la República Mexicana y también del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado.

Crisóforo Rivera Cabrera: Nació en Tehuantepec, Oaxaca. Siendo estudiante combatió, en la prensa, al gobierno del general Díaz.  Se alzó en armas en el Istmo en contra de Huerta. 

Juan Sánchez: Nació en Zimatlán, Oaxaca, el 12 de junio de 1889. En compañía de otras personas formó el Partido Anti-reeleccionista de Oaxaca. Fue electo al Congreso Constituyente por su distrito de origen, habiéndose distinguido como un buen orador parlamentario.

Porfirio Sosa: Nació en Tezoatlán, Oaxaca el 1º de septiembre de 1879.