Suman esfuerzos para inclusión social de pueblos indígenas y afromexicanos

AgenciasAgencias

LA FAO) Y EL INPI, que trabajarán en conjunto, enalteciendo su riqueza sociocultural y construyendo oportunidades a partir de su cosmovisión y protección de sus saberes.

Erradicar la pobreza, el hambre y la malnutrición que afectan a los pueblos indígenas y afromexicanos es el objetivo central de cooperación entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), que trabajarán en conjunto, enalteciendo su riqueza sociocultural y construyendo oportunidades a partir de su cosmovisión y protección de sus saberes.

Los pueblos indígenas son custodios de los recursos naturales, la biodiversidad y de nutritivos alimentos autóctonos. Son aliados clave en la búsqueda de soluciones al cambio climático y en la reestructuración de nuestros sistemas alimentarios.

"Es imposible combatir el cambio climático la pobreza y el hambre, sin considerar el desarrollo y el buen vivir de los pueblos indígenas y afrodescendientes, la dignidad del ser humano debe estar al centro de la discusión”, comentó, Lina Pohl, Representante de la FAO en México.

México posee la mayor población indígena de América Latina con aproximadamente 12 millones de personas pertenecientes a 68 pueblos indígenas (INEGI 2015). Y por primera vez en su historia el nuevo censo de población y vivienda también contemplará en su conteo al pueblo Afromexicano.

“Para el Gobierno de México es muy importante esta cooperación entre el INPI y la FAO, ya que ambos organismos tenemos desafíos comunes y un amplio campo de trabajo en el que compartimos las mismas preocupaciones, pero también compartimos propuestas y alternativas para atender el tema de la pobreza y la alimentación, con todo el conocimiento ancestral de las comunidades en materia de agricultura”, destacó, Adelfo Regino Montes, Director general del INPI.

Desde el año 2018 el gobierno del Presidente López Obrador ha desarrollado el Programa Nacional de los Pueblos Indígenas (PRONAPI) 2018 - 2024 encaminado a garantizar la inclusión en toda acción pública de los derechos de los pueblos indígenas y afromexicano. Los avances en materia jurídica e institucional recientemente realizados por el gobierno mexicano son un esfuerzo importante para asegurar el bienestar y la reducción de las desigualdades mediante la activación de economías circulares e incluyentes en territorios rezagados.

Los modos de vida de los pueblos indígenas y sus medios de subsistencia pueden enseñarnos mucho sobre la conservación de los recursos naturales, la obtención y la producción de alimentos de manera sostenible y la vida en armonía con la naturaleza. Movilizar los conocimientos especializados que se derivan de este patrimonio y estos legados históricos es importante para hacer frente a los desafíos a los que se enfrentan la alimentación y la agricultura en el momento actual y en el futuro. 

"En América Latina y el Caribe se vive una enorme contradicción, pese a que los pueblos indígenas y afrodescendientes tienen una enorme riqueza patrimonial, cultural y natural mucho de ellos se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad y precisamente por este motivo que consideramos los esfuerzos del gobierno mexicano un ejemplo a seguir para la región”, señaló Mauricio Mireles, Oficial de Pueblos Indígenas e Inclusión Social, FAO RLC.

Para la FAO es un honor establecer un diálogo permanente y colaborativo con el Director General del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino, así como con su equipo técnico, con la finalidad de reforzar el cumplimiento de los ODS, asegurando la inclusión social de los pueblos indígenas y afromexicano mediante la implementación del enfoque territorial intercultural, el cual la FAO promueve desde la Iniciativa Regional 100 Territorios Libres de Hambre y Pobreza.

#INPI#indígenas#FAO#INEGI