Se agudiza en Chiapas acceso a canasta básica

ReformaReforma

De acuerdo a la Conasami, de los 40 productos enmarcados en la canasta básica alimentaria, tres registraron un incremento considerable; estos fueron: el tomate, la manzana y el plátano, con incrementos que variaron entre los cuatro y siete pesos.

Durante el primer mes del 2020 el precio de la canasta básica en Tuxtla Gutiérrez registró un incremento del 1.4 por ciento respecto al último reporte reflejado en el mes de diciembre de 2019, dieron a conocer expertos en economía de la EBC

El alza en los costos de los principales productos de primera necesidad, según datos de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), pasó de mil 495.10 pesos a mil 515.60 pesos.

“Esto quiere decir que en enero la canasta básica  para los tuxtlecos cuesta 25.5 pesos más”, indicó Ana María de la Rosa Flores, docente e investigadora de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC).

De acuerdo a la Conasami, de los 40 productos enmarcados en la canasta básica alimentaria, tres registraron un incremento considerable; estos fueron: el tomate, la manzana y el plátano, con incrementos que variaron entre los cuatro y siete pesos.

“El maíz, arroz, aceite vegetal, leche en polvo, pan de dulce y pollo, reflejaron un leve incremento que varió entre los cincuenta centavos y dos pesos. Desafortunadamente ningún producto presentó disminución en precio”, indicó la académica.

Para que una familia, precisó De la Rosa Flores, pueda adquirir los 40 productos de la canasta básica alimentaria, tendría que ocupar por lo menos 13 días de salario mínimo, considerando que éste último está tasado en 123.22 pesos.

“A esto hay que agregar también otros gastos como transporte, que no se incluyen en la Canasta pero que son imprescindibles en el día a día para las familias tuxtlecas”, indicó la especialista.

De acuerdo con el pronóstico de economistas a nivel nacional, existen posibilidades de que la tendencia de los precios sigan a la alza para los próximos meses, pero depende de que el anuncio hecho hace días por autoridades federales de mantener el precio de la gasolina y el diésel  se cumpla y con ello se contengan y se genere estabilidad en los precios de los productos.

“En caso de que haya un incremento en los precios de la gasolina, también es casi irremediable que  subirán el precio de los productos de la Canasta Básica y otros artículos de primera necesidad; pues es un círculo vicioso”, remató.

SOLAMENTE EL 10% DE ALIMENTOS ES RESCATADO

Por otra parte, más del 30 por ciento de los productos alimenticios que se generan en el país se desperdician, de esa cantidad solamente se logra rescatar el diez por ciento, y el resto lamentablemente llega a dar a los basureros.

Omar Maldonado Delgado, Director del Banco de Alimentos del Centro de Chiapas, mencionó  que en ese porcentaje que se rescata intervienen los 55 bancos de alimentos que se ubican en toda la República Méxicana y de ello logra atender a por lo menos un millón 300 mil personas.

Consideró que si se lograra rescartar el 20 por ciento de los alimentos que se desperdicia se pudiera atender a por lo menos cuatro millones de personas que viven en pobreza alimentaria.

En Chiapas, dijo,no existen cifras exactas de cuánto producto  alimenticio se desperdicia sin embargo con la cantidad que se logra recuperar en los municipios del centro del estado han logrado atender, al año,  a por lo menos 9 mil 868 familias.

Explicó que en el programa de rescate de alimentos que han establecido en la entidad participan cadenas multinacionales y tiendas de autoservicios locales, cuyas aportaciones contribuyen para atender a familias de  14 municipios que sufren pobreza alimentaria.

“Se rescata los alimentos que ofrecen las tiendas de autoservicios, los seleccionamos  y los colocamos en una despensa para entregárselo a nuestros beneficiarios quienes son seleccionados  a través de un estudio socioeconómico; este estudio nos indican si son apto para recibir el apoyo”, mencionó.

Una de las estrategias que han establecido para ampliar los productos en la despensa que entregan  a las familias beneficiarias, es través de la campaña de aportación voluntaria que realizan en coordinación con cadenas comerciales.

Indicó que ese  programa establecido de septiembre a octubre de 2019 con la una cadena comercial ubicada en el oriente de la ciudad se logró obtener una aportacioń de 96 mil 694 pesos.

“Se nos hizo la entrega de un cheque de la campaña aportación voluntaria que realizó la cadena comercial para el Banco de Alimentos, la cual servirá para ampliar los básicos y con ello  complementar la despensa de los beneficiarios”, refirió.

Añadió que la cuota de recuperación  que obtienen de las despensa que se ofrecen a los beneficiarios se sujeta a lo que establece la ley , es decir que  no excede de los diez por ciento del valor comercial, para ello se realiza el estudio socioeconómico para determinar si  lo necesita”, precisó.

La cantidad de dinero que se  obtiene por la cuota de cooperación se utiliza para logística, sueldos, renta, gasolina, vehículos y otras actividades propias del banco de alimentos.

Añadió que para el 2020 se han establecido una meta de llegar a un 30 por ciento más de la población que se encuentra en situación de pobreza alimentaria, “aunque también estamos a expensas de las donaciones que se nos hagan a través de las cadenas comerciales para poder ayudar a más personas”, concluyó.

#canastabasica#economia#mexico#chiapas