La UNAM afirma que la violencia y los videojuegos no tienen relación

Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se reunieron para hablar en el foro “Videojuegos y violencia, pronunciamiento desde la academia”, en el que se confirmó que jugar videojuegos no genera actos de violencia. Después de la controversia por parte del gobernador de Torreón, Coahuila en el que habían hecho responsable a un videojuego por el tiroteo realizado por un menor. 

El foro tuvo lugar en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) gracias al trabajo del Centro de Investigación conocido como “La Finisterra”. Todos los expertos tienen un pensamiento en común, un niño o adolescente no es violento por su afición a los videojuegos; la conducta violenta deriva de múltiples factores sociales y familiares.

Adriana Reynaga, académica de la UNAM, subrayó que “no hay relación directa entre la violencia y el uso de videojuegos; son otros los factores que podrían desencadenar conductas indeseables, como el fácil acceso a las armas, la falta de comunicación intrafamiliar o alguna enfermedad psicológica”.

A su vez,  José Ángel Garfias, profesor de la FCPyS y moderador del encuentro, señaló que los videojuegos también tienen beneficios a la educación, por lo que hay que difundir este tipo de programas.

“Como conocedores del tema tenemos la capacidad para desarrollarlos. Por ello, convocamos a las autoridades pertinentes, a empresas y sociedad civil a trabajar en conjunto para generar acciones conscientes y congruentes”.

Los padres y el sistema educativo
Este evento también contó con la presencia de Mario Eduardo Pérez, psiquiatra de niños y adolescentes, quien afirma que el tiroteo ocurrido en Colegio Cervantes de Torreón, no solo fue culpa de los videojuegos.

“Antes de cualquier juicio, habría que conocer a la persona que comete este tipo de actos, su situación social y familiar, si padece alguna enfermedad mental o si existe alguna situación que lo obligue a refugiarse en cierto tipo de videojuegos”.

Por su parte, Blanca Estela López, académica de la UAM Azcapotzalco, señaló que en las actividades de recreativas y culturales ya no forman parte del sistema educativo, las cuales ayudaban a transformar la energía violenta de los niños y niñas.

“Ya no se imparten, por ejemplo, clases de música, baile o pintura, porque no son redituables”.

Agregó también que “Debemos dejar de pensar en los niños como un objeto y en la familia como una especie de máquina que puede arreglarse con unos ajustes; hay mucho trabajo detrás y las instituciones no podemos desviarnos”.

¿Qué te parecen las palabras de la UNAM y la supuesta relación entre la violencia y los videojuegos?