Se calienta México

AgenciasAgencias

El Servicio Meteorológico Nacional y el Instituto de Ecología reportan que el termómetro en el país ha subido entre 1.2 y 1.7 grados, arriba del promedio mundial, tendencia que ya acumula 15 años

Durante el último lustro, México ha registrado los años más calurosos de los últimos 70 años y dicho efecto es atribuible al cambio climático.

El aumento de la temperatura a escala global durante la última década es un hecho ya comprobado por la Organización Meteorológica Mundial y en México las cifras son reveladoras: desde hace 15 años el país comenzó a registrar un alza en las temperaturas, pero desde 2014 se han vivido los años más cálidos desde que se tiene registro, con un aumento de la temperatura de entre 1.2 y 1.7 grados, una tendencia atribuible al cambio climático, reconocieron el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

De acuerdo con el SMN, 2019 —junto con 2016— fue el segundo año más caluroso desde 1953 —fecha de la que datan los registros en México—, al alcanzarse una temperatura media de 22.4 grados a escala nacional, 1.5 grados arriba del promedio histórico de 20.9 grados, registrado en 1981.

“Como planeta estamos un grado por arriba del promedio que existía en el periodo 1850-1900, y recuerden que se ha fijado la meta de 1.5 grados. En el caso de México, 2019 también fue el segundo año más cálido; tuvimos una temperatura promedio en el país de 22.4 grados centígrados a escala nacional, esto incluye las máximas y mínimas de cada día y región”, expresó Jorge Zavala, coordinador general del SMN, en una conferencia de prensa el pasado miércoles.

En entrevista con MILENIO, Reynaldo Pascual Ramírez, jefe de Proyectos de Pronóstico Estacional del SMN, explicó que las anomalías en el calentamiento del país comenzaron a registrarse desde 2005, cuando la temperatura promedio fue de 21.4 grados, lo que significó un aumento de 0.5 grados con respecto al promedio de 2004. A excepción de 2010, cuando se registró una temperatura de 21 grados —debido a efectos hidrometeorológicos—, las temperaturas siguieron aumentando hasta 22.6 grados en 2017, por lo que ese ha sido el año más cálido no solo de los últimos 15 años, sino desde 1953, con un aumento de 1.7 grados.

Detalló además que durante 2019 se registraron temperaturas cálidas en la mayor parte del territorio mexicano, con ligeras excepciones en el noroeste del país, como Sonora, la costa de Sinaloa y algunas regiones en el sur del país, como Guerrero y Oaxaca.

“Tradicionalmente hubiéramos pensando que en Sonora hubieran sido temperaturas más cálidas y no fue así, tuvo más templadas, a pesar de los valores que podemos encontrar en esas zonas que son habituales, cercanos a 50 grados por ejemplo, pero esas temperaturas fueron cercanas al promedio, no fue un extremo para estos estados, sobre todo para Sonora y Baja California. Pero sí fue más cálido en Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, en toda la región de las huastecas, la mayor parte de año”, indicó Pascual.

Asimismo, dijo que el año pasado se registró una sequía de mayor intensidad, denominada sequía excepcional, en el corredor oriente del país, una región donde generalmente llueve, y que comprende Veracruz, sur de Tamaulipas, oriente de San Luis Potosí, Tabasco y Chiapas.

“Sí es atribuible”

Al cuestionar al coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional sobre si el aumento de estas temperaturas se debe al cambio climático, explicó que atribuir científicamente es uno de los temas más importantes en los estudios del fenómeno, porque “imputar un solo evento al cambio climático es prácticamente imposible”, como el aumento de temperatura en un solo año, pero sí se atribuye cuando el calentamiento ocurre en un lapso prolongado, según los análisis estadísticos.

“Pero el hecho de que durante los últimos 10 años tengamos los cinco más cálidos de los últimos 70, el conjunto de años de la década que tiene un comportamiento diferente del que se tenía en la climatología de referencia, sí” se atribuye al cambio climático, dijo a MILENIO.

En tanto, María Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, aseguró que la tendencia en el aumento de la temperatura “sí esta relacionado (con el fenómeno), es lo que se está viviendo en el resto del mundo, también en México, y estamos dentro de ese proceso de calentamiento global.

“Todos los países, incluido México, tienen que acelerar las acciones para cumplir con el Acuerdo de París, porque ya estamos viendo una tendencia muy clara a que esto puede continuar”, señaló.

Martínez resaltó que tras un estudio del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) se llegó a la conclusión de que los compromisos de todos los países para los Acuerdos de París “no alcanzan para poder frenar el calentamiento”, por lo que se requieren cambios estructurales en las actividades productivas que hay en el planeta para evitar un aumento de 2 grados e incluso frenarlo en 1.5.

El Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático fue aprobado el 12 de diciembre de 2015 en la COP21, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados; México se comprometió a reducir 22 por ciento de sus emisiones de gases de efecto invernadero a 2030 y 51% sus emisiones de carbono negro.

 

Ciudad de México.

Instalan paneles solares en edificios de gobierno para ahorrar energía

El gobierno capitalino puso en marcha el programa Ciudad Solar en dos edificios que pertenecen a la Secretaría de Desarrollo Económico, en los que instalaron 250 paneles fotovoltaicos.

Con esto se espera que la dependencia ahorre 600 mil pesos anuales, 95 por ciento de su presupuesto al año de consumo de energía, y que la inversión por dicha estructura, que fue de 3.5 millones de pesos, se recupere en cinco años y se tengan 25 años de energía gratuita.

“Nuestro programa Ciudad Solar es parte de los siete objetivos del Programa Ambiental y de Cambio Climático de la Ciudad, y en este caso significa ampliar la cobertura de energía térmica, de calentamiento de agua, así como la generación eléctrica a través de los paneles fotovoltaicos”, detalló la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Señaló que el objetivo es que este año se llegue a 300 edificios con paneles y esto se podrá hacer ya que lo destinado a la tarifa eléctrica se reorienta para inversión de la instalación de los aparatos y se pagará en los próximos cinco años hasta que realmente se convierta en un ahorro neto hacia la ciudad o por lo menos haya una reducción significativa de pagos.

Expuso que en este momento el programa es para los edificios públicos, pero se buscará que el sector privado se incorpore a este proceso.

#ambiental#altastemperaturas