Paro sindical perjudica a contribuyentes

Ana Lilia PachecoAna Lilia Pacheco

"Hasta nuevo aviso", gritaban agremiados a los ciudadanos, al cuestionar el día en que reanudarían labores.

Doña Gabriela camina con una mano apoyada en su bastón y con la otra sosteniendo un folder color paja para cubrirse de los fuertes rayos del sol; venía a pagar su predial y encontró cerradas las oficinas ubicadas sobre la calle de Hidalgo. 

“Les pregunté que cuándo iban a abrir de nuevo, pero el joven que está ahí me dio un portazo en la cara; no tienen respeto”, reclama. 

La mañana de este lunes, integrantes de un sindicato de trabajadores del municipio capitalino tomaron las instalaciones del palacio municipal, afectando principalmente a los contribuyentes que quieren aprovechar los descuentos que se ofrecen durante el primer mes del año. 

“Ya subí las escaleras para ir al palacio municipal y también está cerrado. Ahí nadie me quiso dar información y luego todavía con mi pierna lastimada”, lamenta.

Aunque doña Gabriela vive al este del Centro Histórico, afirma que le es difícil caminar por su pierna lastimada; además, este lunes no quiso pagar taxi, pues representa un gasto que no tenía previsto hacer.

Les preocupan los aumentos

Doña Enriqueta, mujer de la tercera edad, camina a pasos cortos por la Plaza de la Danza preguntando: “¿Alguien de aquí trabaja en el municipio?” Y a pesar de que hay varios grupos de trabajadores del ayuntamiento, todos le responden que no.

“Tuve que pedir prestado para venir a pagar el predial. Yo vendo tamales y en estos días tendré mucho trabajo, por eso quise venir hoy y dicen que hasta nuevo aviso. ¿Qué tal si abren en febrero?”, cuestiona.

Al ver pasar a un grupo de trabajadores en dirección al palacio municipal, doña Enriqueta corre a preguntarle que si le van a respetar el descuento del 50 por ciento en caso de que reanuden labores la próxima semana, a lo cual no obtuvo respuesta.

“Tengo miedo que entre febrero, venga a pagar y me digan que ahora me generó recargo; por eso vine a pagar porque ya casi se termina el mes”.

Largos traslados 

Hace unos meses, don Faustino compró un terreno en las inmediaciones del municipio capitalino; sin embargo, él siempre ha vivido en Ejutla de Crespo, por lo que tuvo que trasladarse para cumplir con los pagos.

“Pagué 140 pesos de pasaje para venir, llegué ayer y resulta que está cerrado. Ahora voy a tener que regresar a mi casa y volver a venir no sé cuándo. Ojalá no pase de esta semana, porque ya he gastado mucho en el pasaje y alimentación”, reclama. 

Don Faustino se sentó junto con doña Enriqueta bajo las sombras de un árbol, con la esperanza de que ofrecieran servicio más tarde; sin embargo, esto no sucedió.

“Yo vivo aquí cerca, en la colonia Volcanes, pero él, que tiene que pagar transporte, comida y hospedaje, eso sí está más difícil. Ya le dije que se quede, que mañana ya va a estar abierto; ahorita ya se resuelve”, lo esperanzaba doña Enriqueta.

De un lado a otro

Para cumplir con sus pagos, cientos de personas caminaron por las oficinas destinadas como cajas recaudadoras; sin embargo, todas se encontraban cerradas y los trabajadores bloqueando las puertas.

“Nos dijeron que fuéramos a Galeana, pero también está cerrado; luego que a Hidalgo o al municipio, y también, cerrado. Sólo nos hacen dar vueltas y ni nos atienden, sólo dicen que ‘hasta nuevo aviso’”, reclama la señora de la tercera edad, quien en una mano carga una carpeta y en la otra su sombrilla.

Los afectados se amontonan frente a la puerta del palacio municipal, con la esperanza de que al ver mucha gente, el personal los atendiera. La puerta se abre, pero es para que los agremiados entren a la junta.

Doña Enriqueta aprovecha para solicitarles que resuelvan sus problemas, ya que los únicos perjudicados están siendo los bolsillos de los contribuyentes.

Sobre el paro:
La protesta inició a las 7:30 de la mañana.
Solicitan material de trabajo y respeto a sus actividades.
560 trabajadores participaron en el paro.
34 inmuebles los que se tomaron.