Preocupa a la iglesia lo que ocurre a integrantes de la Caravana de migrantes centroamericanos

María José SánchezMaría José Sánchez

Monseñor manifestó que esta situación tan tensa ha inundado el mundo de opiniones y posicionamiento.

Tapachula.- “Con preocupación vemos que la situación de los hermanos de la llamada Caravana de la Esperanza va haciéndose cada vez más difícil, crítica y dolorosa. Con tristeza, sentimos que esta situación corre el riesgo de entrar en un callejón sin salida. Nos duele mirar tanto sufrimiento innecesario y evitable generado por la enorme tensión que se vive entre todos los que formamos parte de este escenario, señaló el Obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.

Consideró que, como consecuencia de esta misma tensión, de las motivaciones que mueven a cada persona involucrada y de los intereses a los que cada uno sirve, se han tomado decisiones apresuradas e irreflexivas que poco han ayudado a salir de esta crisis y mucho han desgastado y hecho sufrir a los más vulnerables: los niños, los adolescentes, las mujeres, a los que habitan la franja fronteriza “e, incluso, a quienes hemos asumido la tarea de asistirles hasta donde alcancemos”.

En su mensaje a la comunidad, Monseñor manifestó que esta situación tan tensa ha inundado el mundo de opiniones y posicionamientos que, siendo parciales, pretenden ofrecer una visión completa de lo que estamos viviendo y, lejos de ayudar a la búsqueda de una solución, van radicalizando las posturas y abonándole al distanciamiento, a la discordia, y al mal reparto de las responsabilidades y de las culpas.

Dijo que “no hay que perder de vista que, detrás de ese mundo de opiniones y posicionamientos, hay hermanos sufriendo. Hoy hace más falta buscar soluciones que generar más opiniones. En medio del ajetreo, de la tensión y de la violencia, vemos cómo hemos ido perdiendo de vista realidades fundamentales que, además, son necesarias para afrontar estas situaciones emergentes”.

Indicó que “hemos de procurar vernos como seres humanos y tener presente que el respeto mutuo, el cuidado de los más vulnerables, la aceptación, el diálogo, la hospitalidad, entre otros valores, son necesarios para crear un ambiente de paz y de diálogo, incluso en las situaciones más difíciles que corren el riesgo de salirse de control”.

Urgen que haya “cerco sanitario” en la zona fronteriza

Tapachula.- Organizaciones y sectores productivos se pronunciaron porque el Gobierno Federal instale un “cerco sanitario” en la región fronteriza, toda vez que ello puede generar la presencia de enfermedades.

El Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX Costa), José Antonio Toriello Elorza, señaló que el Sector Salud debe de participar para atender las problemáticas de salud que puedan originarse.

Añadió que debe realizar la revisión sanitaria de cada uno de los migrantes que llegan a la región, porque podrían ser portadores de enfermedades virales, bacterianas, diferentes a las que se conocen en la región, sobre todo por lo que ocurre en China con el coronavirus.

“Nosotros debemos ser respetados en nuestros derechos humanos y uno de ellos es la salud, situación por la que pedimos al Gobierno Federal que tome muy en cuenta la situación de salud de cada uno de los migrantes”, agregó.

Así también se pronunció porque la región del Soconusco y la Frontera Sur sea una parte importante en los planes que está llevando a cabo la CEPAL en el Plan de Desarrollo Sur Sureste Centroamérica y el Plan Oaxaca.

Dijo que lo que se pide es que esta región sea considerada dentro de los planes de desarrollo económico y se consideren las fortalezas que se tienen para poder seguir creciendo.

Añadió que “si tenemos la oportunidad de participar o estar dentro de estos planes de desarrollo y que verdaderamente estemos dentro del discurso del Presidente de la República y del Gobierno Federal hay muchas posibilidades que atraigamos más inversión a esta región, por supuesto, ofreciendo seguridad, salud y políticas públicas claras, si logramos eso, en corto o mediano plazo podríamos ofrecer empleos con sueldos bien remunerados”.

#iglesia#migrantes