Extrabajadores del Seguro Popular recibirán liquidación: SSO

Los SSO estarán en condiciones de liquidar o contratar a trabajadores que desde el 1 de enero están en la incertidumbre laboral.

Hasta el momento que la Federación envíe a Oaxaca el seis por ciento de los más de dos mil millones de pesos que se contemplaban para la operación en 2020 del desaparecido Seguro Popular, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) estarán en condiciones de liquidar o contratar a alrededor de 560 trabajadores que desde el 1 de enero pasado están en la incertidumbre laboral.

"Van a ser liquidados según la Ley, dependiendo de su perfil", aseguró en entrevista el titular de la dependencia, Donato Casas Escamilla, quien si reconoció que hay avances para la formulación del acuerdo de coordinación que permitirá la implementación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que suple al Seguro Popular desde este 2020, pero "todavía no tenemos los recursos".

De los 560 trabajadores contratados por el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS), el cual se encargaba de la operatividad del Seguro Popular, apenas el 11 por ciento son médicos que se requieren ante el déficit de 2 mil plazas de ese tipo, pero ni para ellos se tiene la seguridad de la contratación.

"Tenemos 64 médicos (de los trabajadores del Seguro Popular) y un déficit de dos mil plazas de personal médico y de enfermería en el estado; va a depender de ellos si se van a otras zonas o si quieren trabajar con el Insabi, pero si bien es cierto que ya tenemos el acuerdo de coordinación, vamos a ver cómo podemos contratarlos, porque es cierto también que no tenemos los recursos", reiteró.

Oaxaca es una de las 13 entidades del país que se adhirieron al nuevo modelo de salud, pero el acuerdo de coordinación que se debe firmar para la implementación del Insabi "lo estamos analizando", con esa instancia de nueva creación y la Secretaría de Salud Federal.

En espera

Entre la desaparición del Seguro Popular y la implementación del Insabi en Oaxaca, alrededor de 560 trabajadores esperan una respuesta de su situación laboral y quién pagará el sueldo que no han cobrado desde el 15 de enero.

Casi la mitad de esos trabajadores eran afiliadores, encargados de expedir las polizas que los beneficiarios mostraban para evitar cobros en las unidades médicas que atiende a la población sin derechohabiencia.

El Insabi no considera poliza alguna de afiliación, basta que la persona muestre su CURP, credencial de elector o acta de nacimiento para exigir su derecho a la gratuidad a la salud, por lo que los módulos del Seguro Popular fueron cerrados y el resto de personal administrativo no tiene un lugar de adscripción porque las oficinas que arrendaba el REPSS fueron cerradas.

Desde el domingo 12 de enero 357 extrabajadores del Seguro Popular se mantienen en plantón afuera de las oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca, incluso la semana pasada marcharon al Palacio de Gobierno con el respaldo del Sindicato Independiente de Trabajadores del Sector Salud (SITSS), sin lograr algún acuerdo con las autoridades estatales.