Hasta marzo, abasto de medicinas en hospitales de Oaxaca

El acuerdo de coordinación entre el gobierno del estado y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) establece la liquidación conforme a la ley de 600 trabajadores del ex Seguro Popular, la dotación de medicamentos en el mes de marzo y el cobro de servicios médicos del tercer nivel, aseveró el secretario de Salud en la entidad, Donato Casas Escamilla.

Dijo además que con la federalización de los Servicios de Salud el gobierno de la República se hará cargo de todos los recursos económicos para la prestación de los servicios médicos en Oaxaca, que suman alrededor de 3 mil millones de pesos cada año, por lo que el gobierno estatal ya no aportará los 500 millones de pesos que hasta el 2019 invertía en la materia.

"Solo" 64 médicos despedidos 

En conferencia de prensa en el auditorio del palacio de gobierno, explicó que el Insabi destinará el 6 por ciento del total de recursos asignados a la entidad para el pago de las indemnizaciones del personal despedido, así como la contratación de hasta 20 personas para procesar las liquidaciones e indemnizaciones correspondientes. 

“Pero es importante comentarles que hasta este momento no nos ha llegado el recurso que tenía el Seguro Popular a la Secretaría de Salud del estado”.

Casas Escamilla manifestó que del total trabajadores despedidos, únicamente 64 son médicos.

Comentó que el Insabi acaba de dar a conocer el fallo de la compra consolidada de medicamentos y será hasta el mes de marzo cuando se normalizará el abasto de medicinas en los hospitales.

“Nosotros no podemos comprar directamente los medicamentos, únicamente la Federación”.

Sin embargo, aseveró que el gobierno estatal adquirió en el 2019 medicamentos por 20 millones de pesos, por lo que actualmente existe un abasto en medicinas del 60 por ciento.

Agregó que la inversión en medicamentos asciende a 900 millones de pesos para cubrir los 400 hospitales y 745 centros de salud.

Expresó que por esta razón ha solicitado al Insabi que envíe a Oaxaca lo antes posible algunos medicamentos, sobre todo de las claves de mayor movilidad, antes de concluir la compra consolidada.

Respecto al cobro de servicios médicos en las instituciones públicas, apuntó que en el primero y segundo nivel no se van a cobrar los servicios, “pero se está revisando el caso del tercer nivel con el Insabi, es decir el del Hospital de la Niñez, Hospital de la Mujer y el Hospital Psiquiátrico; hoy estamos en una etapa de transición y esto nos hace sentarnos para revisar la operación de todos los hospitales del estado”.

También anunció que se llevarán a cabo auditorías médicas a los hospitales del estado no solo para tener el control de medicamentos, sino se va a evaluar que el personal desempeñe sus actividades en cada unidad hospitalarias al que está adscrito.