Los pueblos indígenas no están solos: INPI

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El titular del INPI señaló que los pueblos indígenas cuentan con el respaldo total del Presidente.

SANTA MARÍA TEPANTLALI.- En el corazón del pueblo ayuuk, jamás conquistado, el director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, aseveró que los pueblos originarios ahora no están solos, “ahora tenemos todo el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien siempre ha trabajado a favor de los pueblos más olvidados y excluidos de la patria”.

Al participar en el Diálogo con el Pueblo Mixe en esta municipalidad, sostuvo que por esto cobra una especial relevancia lo que están atestiguando; el gran trabajo que han realizado cada uno para construir su camino pavimentado de concreto en Santa María Tepantlali y en los municipios de Tepuxtepec, Juquila, Quetzaltepec, Santiago Atitlán y Jaltepec de Candayoc.

“De igual manera, las bandas filarmónicas, hoy presentes también en este diálogo, tienen un lugar de suma importancia para el pueblo ayuuk, ya que son consideradas como el alma de la fiesta”.

La música de los pueblos

Expresó que cada comunidad tiene, como condición obligada para ganarse el reconocimiento y para compartir adecuadamente la vida regional, que contar con su banda filarmónica.

En cada comunidad se cuenta con un maestro de música y, desde luego, la permanente convocatoria para la formación de niñas, niños, jóvenes y adolescentes en el espacio creado para el efecto y que se denomina “la escoleta”.

“Por eso tiene mucho sentido y legitimidad el planteamiento que han hecho para que se reconozca el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam) y se apoye a las escuelas de música en cada una de las comunidades”.

Regino Montes comentó que uno de los elementos de identidad que comparten las comunidades mixes es la figura del líder y mítico guerrero, el Rey Kontoy, un símbolo que unifica la narrativa de lucha y la vida comunal.

“Nuestras abuelas y abuelos cuentan que nació de las entrañas de la tierra y ahora habita el fondo del Cerro del Zempoaltépetl, en donde se refugió con su pueblo para protegerlo de las invasiones nahuas, zapotecas y españolas, y desde donde se gestó la condición del pueblo guerrero”.

Los jamás conquistados

Destacó que los mixes son conocidos no sólo por su unidad y organización, sino también por su amor a la libertad, a sus tradiciones y su capacidad de resistencia, de las que dejó constancia el mismo Hernán Cortés en sus Cartas de Relación.

De ahí el nombre de “Los jamás conquistados” como se conoce a este valeroso pueblo. 

Dijo que en efecto, la unidad cultural y lingüística de los ayuuk se traduce en una fuerte unidad territorial, la cual ha sido posible mantener por el principio más elemental de su vida social, es decir, la vida comunal, desde donde se sustentan las identidades y las relaciones cotidianas colectivas, donde la reciprocidad juega el papel de ser algo más que un simple punto de confluencia de la red de relaciones entre los municipios y sus comunidades; y donde el sistema de cargos juega un papel central en la vida de cada uno de nosotros como personas y como individuos.

“Es gracias a la grandeza de su cultura, de su historia y de la organización comunitaria, que nuestros pueblos han logrado sobrevivir aun en las circunstancias más adversas y tener la posibilidad de reconstituirse. Por eso, tiene una gran valía la Asamblea de Autoridades Mixes que ha sido realizada previa a este acto de diálogo con el presidente, pues en ella han consensado sus reivindicaciones y legítimas aspiraciones de vida”.