Brote de coxsackie en guardería del IMSS

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

La enfermedad se caracteriza por la presencia de fiebre, pérdida del apetito y llagas en la boca, planta de las manos y pies.

Diez menores que asisten a la guardería ordinaria número uno del IMSS en el Centro de Oaxaca de Juárez, fueron reportados con coxsackie, enfermedad conocida también como pie-mano-boca.

Éste brote, confirmado por los Servicios de Salud de Oaxaca representa el primero del año, ya que se presentó desde el pasado 9 de enero y fue atendido por la Unidad Médica Familiar número 45 del IMSS.

Durante el 2019, en la entidad se reportaron 8 brotes que aglutinaron a 158 casos, principalmente en guarderías.

La encargada de la Unidad de Inteligencia para Emergencias en Salud, Argelia Julián Aquino, informó que de las 6 jurisdicciones sanitarias 3 no notificaron ningún caso el año pasado y 5 de los 8 brotes se concentraron en Valles Centrales, dos en la Mixteca y 1 en la Sierra.

Brotes

En el primer del año se notificaron dos brotes, uno en San Martín Toxpalan, en la Jurisdicción de Valles Centrales con 42 casos.

El segundo brote se presentó en dos guarderías y una escuela primaria de San Jerónimo Tlacochahuaya, perteneciente a la jurisdicción de la Sierra donde en total se reportaron 22 casos.

En febrero de 2019 se presentó otro brote en una guardería subrogada del IMSS en Oaxaca de Juárez con 21 casos.

La enfermedad que se presenta principalmente en menores de 5 años, volvió a ocasionar un brote hasta mayo de 2019 en un jardín de niños de Asunción Nochixtlán, en la Mixteca, donde sumaron 3 casos.

En septiembre del año pasado se notificaron 25 casos en Tamazulapam del Progreso, en la Mixteca.

En octubre de ese año se presentó un brote por mes sumando 45 casos y el más numeroso se reportó en una primaria de Oaxaca de Juárez con 32 menores enfermos.

Le siguió un brote en noviembre con 6 personas de Santa María del Tule, a quienes atendió el IMSS Bienestar y en diciembre otra guardería subrogada del IMSS reportó 7 casos.

“Para que se considere brote deben haber dos casos y en 2018 hubo cinco brotes con 185 casos en total”, cifra superior a lo reportado en 2019.

Por transmitirse fácilmente por la saliva, chuparse manos que tocaron superficie contaminadas o heces fecales de las personas enfermas con el virus coxsackie, recomendó extremar medidas de higiene, sobre todo si se tiene un paciente en casa.

Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de fiebre, pérdida del apetito y llagas en la boca, planta de las manos y pies. “Lo ideal es la suspensión de actividades escolares o en guardería al menos dos semanas, para evitar más contagios”, finalizó Argelia Julián Aquino.