Hospitales “agonizan” por falta de recursos

BUROCRATISMO TRABA FLUJO DE RECURSOS

El Hospital Civil de Juchitán enfrenta alta demanda y con escasez de insumos.

JUCHITÁN, Oaxaca.- La falta de recursos, insumos y medicamentos en los hospitales de la región del Istmo están afectando severamente los servicios de Salud que demanda la población, señaló el secretario general de la Subsección 02 Istmo del SNTSS, Lorenzo Carrasco Castillo.

El pasado 31 de diciembre de 2019, el Seguro Popular dejó de operar para dar paso al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi); sin embargo, en el caso del Hospital Macedonio Benítez Fuentes, aún no cuentan con las reglas de operatividad y trabajan como lo hicieron el año pasado, aunque sin más recursos.

En este nosocomio -dijo el representante de los sindicalizados- ya no se cuenta con recursos para la compra de alimentos que se les provee a los hospitalizados, ni para la compra de material de curación y quirúrgico, que se han acabado. 

Señaló que en el tema del Insabi, aún no se ponen de acuerdo el gobierno del estado que encabeza Alejandro Murat Hinojosa y el gobierno federal, para conocer la forma en que se trabajará a partir de este año, con este nuevo sistema de salud pública.

Subrayó que es necesario que el Estado firme con la federación el convenio de colaboración y sea de esta forma, como fluyan los recursos que, cuando funcionaba el Seguro Popular, era solo del 20 por ciento de los servicios de atención, que se utilizaba para el pago de la luz, el gas, etcétera.

Carrasco indicó que el problema con la falta de insumos y medicamentos, ha ido creciendo conforme pasan los días, pues el abasto de las medicinas apenas alcanza el 30 por ciento, lo que ha provocado a veces la confrontación con la ciudadanía.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía para que nos tenga un poco de paciencia; pues al final de cuentas no es responsabilidad de nosotros, es responsabilidad del Estado”.

Reveló que hasta el año pasado, a nivel nacional, el Seguro Popular contaba con 70 mil millones de pesos; este año tuvo un incremento de 40 mil millones de pesos más, lo que significa que existen 110 mil millones de pesos para el Insabi.

“Lo que necesitamos en que le echen velocidad y se pongan de acuerdo para que de esa forma podamos avanzar”, señaló.

El dirigente sindical dijo que existe la posibilidad de que en corto tiempo, los trabajadores de Salud lleven a cabo una movilización masiva para demandar la inmediata atención a este problema, sin descartar el cierre de los hospitales y Unidades Médicas.