De Oaxaca para el mundo: "El arte de comer insectos"

La muestra permanecerá en exhibición hasta el 2 de febrero de 2020.

Más de 180 piezas procedentes de 23 colecciones, entre las que se incluyen obras arqueológicas, fósiles en ámbar, cajas entomológicas, ilustraciones científicas, óleos, grabados, objetos de época, fotografías y videos, integran la exposición El arte de comer insectos, la cual se exhibe en estos días en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

Esta muestra es parte de Los saberes tradicionales de Oaxaca, el uso de los insectos en su gastronomía, razón por la cual la entidad mantiene su presencia en este recinto desde de octubre del 2019 y continuará hasta el 2 de febrero del 2020 en  la Ciudad de México.

La muestra, realizada en colaboración con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), la Promotora Cultural Cubo Blanco y Trilce Ediciones, incluye obras del artista plástico Francisco Toledo y del fotógrafo Eniac Martínez, fallecidos este año, así como de Silvia Andrade, Santiago Arau, Amador Lugo y José María Velasco, entre otros. 

El montaje aborda la relación de los seres humanos con los insectos como forma de alimentarse, desde la visión de la ciencia, el arte, la historia y la antropología. La exposición es un espacio para conocer la historia e importancia de los insectos en la cocina mexicana, además de un acercamiento a los temas gastronómicos, artísticos, medioambientales, sociales y biológicos que conllevan la presencia de estas especies en la comida del país.

Ayer, en el Antiguo Colegio de San Idelfonso, se sumó a esta muestra con la participación de la cocinera tradicional Celia Florián, quien impartió  la conferencia La Importancia de los Insectos en la Gastronomía Oaxaqueña; posteriormente ofreció una degustación a las y los asistentes de comida tradicional, en la que los principales ingredientes serán los chapulines, gusanos de maguey y chicatanas.

Con esta participación se promueve el desarrollo del turismo gastronómico en la entidad y se reafirma que Oaxaca es uno de los destinos preferidos para visitantes nacionales e internacionales por su comida, tal como fue reconocido por la revista británica Food and Travel en noviembre de 2019, como mejor destino Gourmet de México.

En octubre pasado, Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, expresó en la inauguración de la muestra, que El arte de comer insectos es: "una exposición fascinante donde los elementos del arte y la ciencia, en especial las ciencias sociales, quedan unidos al observar cómo los insectos son parte de la cultura tradicional mexicana, parte central de la alimentación del país y por tanto también del futuro”.

En el mundo existen mil 950 especies de insectos comestibles, de los cuales México incorpora 545 en su cocina como parte de la dieta tradicional. Chapulines, hormigas chicatanas, escamoles, ahuautle, gusanos de maguey rojos y blancos, grana cochinilla, entre otros, destacan en los platillos culinarios nacionales.

A la par de la propuesta museística —que ofrece un recorrido histórico en cuanto a la importancia de los insectos en la gastronomía mexicana, así como una aproximación estética al universo de la cocina nacional que entrelaza los caminos del arte, la biología y la historia—, se realizarán conferencias, mesas de discusión, cursos, talleres, actividades lúdicas, visitas guiadas y ciclos de cine en torno al tema de insectos comestibles.

El Antiguo Colegio de San Ildefonso, patrimonio universitario administrado por un mandato tripartita integrado por la Universidad Nacional Autónoma de México, la Secretaría de Cultura Federal y el Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría de Cultura capitalina, se ubica en Justo Sierra 16, Centro Histórico. En este enlace se pueden conocer todas las actividades de su programación: www.sanildefonso.org.mx.