Íker Franco galopó  con Guerreros

DE LAS FIGURAS BÉLICAS EN EL 2019

Ejerció liderazgo cuando le correspondió cubrir la receptoría bélica

Íker Franco fue uno de los jugadores de los Guerreros de Oaxaca que brindó grandes alegrías y satisfacciones a la afición oaxaqueña durante la Temporada 2029, ganándose el cariño del público en lo que fue el inicio de una nueva era en su larga carrera.

El ex cátcher de los Tigres de Quintana Roo expulsó de su bat esa gran experiencia acumulada al conectar el batazo a la “hora cero”, ofreciéndole así alegrías vibrantes a la fanaticada con volteretas prácticamente de ensueño.

En más de una ocasión, Íker “El Vaquero” Franco hizo “vibrar” el estadio Eduardo Vasconcelos tras recibir la confianza de Sergio Gastélum para salir a tomar el turno de emergente a tan solo un out de concluir el encuentro, para cumplir y cambiar la historia y darle un desenlace de película al encuentro.

“El Vaquero” había llegado a la “Tropa Zapoteca” en el 2018, hizo pretemporada pero ante una lesión no pudo continuar en el equipo y vistió los colores de los Diablos en ese año; sin embargo, en el 2019 la historia fue distinta y tras recuperarse defendió ahora sí la camisola bélica y lo hizo con autoridad.

Franco conectó 24 hits, produjo 18 carreras y conectó cuatro jonrones, además de haber negociado nueve pasaportes durante la campaña 2019.

Encima de ello, transmitía liderazgo cuando le tocaba estar detrás de home a la defensiva o bien desde el dugout apoyaba, aconsejaba o daba el “tip” a las nuevas generaciones o incluso a los compañeros de cierta experiencia.

La ofensiva del veterenazo receptor incluyó cuatro dobles. 

Franco acumula 12 temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), de las cuales diez fueron con los Tigres, una con los Diablos Rojos y una más con los Guerreros.

Íker ha sido protagonista de tres títulos de la LMB con Quintana Roo, en 2011, 2013 y 2015; fue designado Jugador Más Valioso de la Serie del Rey en el 2011 y disputó tres Juegos de Estrellas, en los años 2010, 2011 y 2014.

Sus estadísticas de 2010 a 2019 son .262 en porcentaje de bateo, con 546 hits y 347 carreras producidas en 673 juegos.

El de Ensenada, Baja California portó el número 44 con los Guerreros en el 2019.

Y seguramente, está muy cerca de comenzar una nueva etapa en su carrera en el beisbol profesional.