La dupla brasileña que puede marcar época con el Real Madrid

El Real Madrid tiene tiempo sumido en una especie de crisis que lo tiene alejado del campeonato de liga España, el cual parece estar monopolizado por el Barcelona. Los merengues no han encontrado la fórmula que les permita arrebatar a el imparable Lionel Messi y compañía la corona del reino futbolístico en España, pero acabamos de presenciar en la Champions League algo parecido a la esperanza de un futuro mejor. Hoy en día casi cualquier rival se le complica a los de blanco, y el Club Brugge no fue la excepción.

En la última jornada de la fase de grupos de la Champions League al Real Madrid le tocó cerrar en Bélgica contra el Brugge, y si bien ganaron, el partido no fue sencillo. El marcador sugiere una buena tarde de los de blanco, y claro, el tres a uno nadie lo desprecia; pero si vemos el panorama completo, el resultado es lo de menos. La actuación de Rodrygo y Vinicius, las jóvenes joyas merengues, dieron la impresión de haber comenzado algo que puede ser grande.

No podemos irnos tan lejos y decir que por sí solos dieron cuenta del Club Brugge, pero sí fueron fuerzas determinantes para poner al Real Madrid en la columna de los ganadores. Es un hecho que el Real Madrid está buscando jugadores que lleven de nuevo al club a estatus de élite esta temporada, y la apuesta ha sido fichar jugadores con más potencial que presente, y bajo esa premisa Rodrygo y Vinicius ya comenzaron a dar muestras de lo letales y decisivos que pueden ser a la hora buena. La dupla amazónica sacó a pasear a la línea defensiva del equipo belga y ambos se llevaron su gol como recompensa.

En cuanto a los números finales en la fase de grupos, los de la capital de España terminaron en el segundo lugar del Grupo A, con un total de seis partidos jugados, tres ganados, dos empates, y una derrota; con catorce goles a favor y ocho en contra. El saldo final fue de once puntos, los cuales palidecen ante los dieciséis que sumó el París Saint-Germain. Para nadie es secreto que el Real Madrid no es favorito para ganar la Champions, así lo revelan los momios en la casa de apuestas Betway, pagan 17.00 a 18 de diciembre de 2019.

El inicio no fue sencillo para los futuros astros

A Vinicius le costó hacerse de un lugar en el once inicial, pero una vez afianzado como titular ha podido demostrar porqué se le ha dado tanta confianza para triunfar en un entorno que es complicado dentro y fuera de la cancha. Esto son buenas noticias para el Real Madrid, que ha invertido casi noventa millones de dólares en ambos jugadores. Para las cifras que se pagan hoy día eso puede parecer poco, pero esa es una de las bondades de fichar talento joven, es arriesgado, pero puede pagar con creces.

Estamos en diciembre y es la primera vez que Rodrygo y Vinicius han lucido tanto juntos dentro del terreno de juego. Los brasileños jugaron en los extremos del ataque y los complementó Luka Jovic en el centro, quien parece entenderse bastante bien con sus compañeros sudamericanos. Si bien a Vinicius se le ha complicado ser estelar en el cuadro merengue, es Rodrygo el que se ha visto mejor de blanco en este torneo. Vale la pena tomar en cuenta que el fichaje estrella del Madrid para este torneo, Eden Hazard, es otro elemento que compite por un puesto en ataque, lo cual le da más de que pensar a Zidane.

La lección para Zidane: Ambos deben ser titulares

Durante gran parte de la temporada el debate en el entorno merengue se ha centrado en quién debe alinear en ataque, normalmente se ha argumentado que debe jugar Rodrygo o Vinicius, pero por lo que sucedió el en el partido contra el Club Brugge queda claro que sí pueden jugar juntos y que son una combinación devastadora. De cualquier manera, ese tuvo que haber sido el plan desde un inicio, de otra manera cómo justificar el haber gastado millones de dólares en sus fichajes.

El torneo de Liga español está al alcance y los merengues están vivos en una Champions League cada vez más competitiva pero que saben ya cómo ganar, y si bien no son los favoritos sí podemos imaginarlos yendo hasta lo último de la mano de sus nuevos cracks brasileños.