Exesposo de Abril se deslinda del feminicidio a través de una carta

“Niego categóricamente estar involucrado y no tuve intervención alguna”, así lo aseguró Juan Carlos García, presunto feminicida y ex esposo de Abril Pérez Sagaón, en una carta que envió a Imagen Noticias. 

De acuerdo con el texto publicado por el periodista Ciro Gómez Leyva, el ex directivo de Amazon México y Elektra, “reprobó” el crimen y manifestó que la muerte de Abril también lo afectó.

“Yo como padre, nunca hubiera querido que pasaran por esta situación que los ha afectado (a sus hijos) y nos ha cambiado la vida por el dolor que esto ha generado”, se lee.

En la misiva dirigida a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, y a la Fiscala General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, García solicitó ser juzgado de manera justa e imparcial y “con estricto apego al marco jurídico para que se logren esclarecer los hechos por los cuales me encuentro vinculado a proceso”.

En el resto de la carta, García explicó lo que “realmente” sucedió el 4 de enero de 2019, la noche en que Abril denunció que fue atacada por su entonces esposo con un bate y que había intentado degollarla.

En su versión, Juan Carlos reconoció que ese día tuvo una discusión con Pérez Sagaón por “problemas maritales” y que supuestamente denunció ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) el 7 de enero de 2019.

García cuenta que durante el conflicto Abril fuer a la cocina, tomó un cuchillo y se lo clavó en el brazo izquierdo, mientras amenazaba con matarlo para evitar que sus hijos se enteraran de los problemas entre ambos.

“Es falso que mi ex esposa se encontrara durmiendo y que la agredí porque como se ve en la foto y nota médica que acompaño, presenté una herida con un cuchillo con el que Abril me agredió y mi reacción fue defenderme para que no me volviera a encajar el cuchillo; ya que si yo la hubiera agredido al estar durmiendo, no me hubiera podido herir con el cuchillo”, indicó.

Añadió que Abril no presentó heridas causadas por un bate, hecho que, según él, se confirma en la nota de ingreso al hospital que ella misma redactó y en donde no mencionó la existencia del artefacto.

Continúa que, de acuerdo con el dictamen en criminalística de búsqueda de indicios que realizó un perito el 7 de enero, no se describe el hallazgo de ningún bate ni bisturí pero sí un cuchillo, con el que supuestamente lo habría atacado.

Juan Carlos señaló que los días 10 y 14 de enero Abril acudió al domicilio en donde sucedieron los hechos con otros peritos en criminalística de la PGJ-CdMx quienes “de forma sospechosa” encontraron evidencia y ropa del día de la agresión, mismos que no se localizaron en el peritaje anterior, según manifestó.

Entre otra de las supuestas anomalías que Juan Carlos relata está que en otro dictamen pericial del 21 de febrero se concluyó que el sitio fue aseado “con el objeto de desvirtuar los hechos”.

Además, precisó que él ya no vivía en ese domicilio desde 12 de enero., por lo que “las personas que permanecieron o habitaban en ese domicilio a partir del 14 de enero, fueron quienes alteraron la escena de los hechos como se señaló en el peritaje del 21 de febrero de 2019”, apuntó.

Juan Carlos concluyó que la escena de los hechos se modificó para distorsionar la realidad e incorporar evidencia que fue colocada intencionalmente.