Telebachillerato Comunitario: huella del maestro Toledo

AMBIENTE Y EDUCACIÓN, SUS OBJETIVOS
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Son un total de 104 estudiantes en cuatro grupos; la primera generación egresa en el año 2020.

Al poniente de la capital oaxaqueña, se encuentra una de las herencias que Francisco Toledo dejó a los oaxaqueños: el Telebachillerato Comunitario Número 84, ubicado en el municipio de San Agustín Etla.

Una de las mayores preocupaciones del maestro Toledo fue el cuidado del medio ambiente, aunado a la educación de las generaciones de jóvenes en Oaxaca. Es por ello que se esmeró en que esta institución educativa contemplara el cuidado del ambiente como parte de la formación integral de las y los jóvenes.

Así lo afirmó Donají García Ávila, actual encargada del Telebachillerato, en entrevista: "A él, le gustaba el concepto del Telebachillerato porque decía que era para la comunidad; y que la comunidad tendría el apoyo de los estudiantes de cada generación en turno, a través de sus conocimientos. Por eso, siempre estuvo de acuerdo con lo que se le ha enseñado a los jóvenes en esta institución”.

Concepto del maestro Toledo

En el camino que conduce al telebachillerato, fueron sembrados árboles de Pochote, los cuales fueron donados en vida por el artista oaxaqueño. Justo en la entrada de la institución, sobre concreto, se tiene grabado el nombre del Telebachillerato. 

Las aulas fueron construidas con un 70 % de material de San Agustín Etla, dijo Isaac Cruz.  FOTO: Emilio Morales 

“Aún falta que se termine la obra, como se tiene previsto”, comenta en entrevista el presidente municipal de San Agustín Etla, Isaac Cruz Cano.

Cada una de las aulas está construida con material que se elabora en la comunidad, como el adobe. Largas vigas de madera funcionan como columnas y trabes que sostienen al edificio. Asimismo, los marcos de ventanas y puertas están hechos de madera de la zona. “Cada detalle, cada aspecto, fue precisado por el maestro Toledo”, recuerda Isaac Cruz.

El mobiliario es un diseño especial de un maestro y artista contemporáneo del maestro Toledo, quien pensó en todos los aspectos para que junto con las instalaciones estuvieran en armonía, agregó una de las docentes.

Los árboles del patio principal iban a ser Pochotes. Sin embargo, fueron reemplazados por Palos Mulatos, cuya frondosidad favorece la generación de una sombra más adecuada. “El Pochote es un árbol especial y sagrado, era el preferido del maestro Toledo. Partiendo de que es un árbol sagrado, debía de estar por todos lados. Así lo decía él, cuando daba cátedras de 5 minutos”, recordó el presidente de Etla.

Por la integración de la comunidad

“Toledo siempre procuró que los estudiantes estuvieran a gusto; sobre todo, que no se perdiera el apoyo o el trabajo que se le diera a San Agustín Etla a través de la institución. Siempre fue muy reiterativo en que se tenía que hacer algo por el pueblo”, recuerda Donají García.

De las ventas de la producción, alumnos han invertido en material y equipo para continuar con sus proyectos.  FOTO: Emilio Morales

Una de las áreas en la que se especializan los estudiantes, es en los huertos medicinales para ayudar a la salud de los pobladores. “Ese gusto fue compartido por el maestro; por eso quiso que todo fuera en San Agustín, para poder hacer más trabajos en la misma comunidad”, reiteró Cruz Cano.

Necesario, el arte 

El maestro Toledo argumentaba que para la instrucción académica de los jóvenes, era necesario que se hiciera mancuerna con el arte, para el correcto crecimiento de los estudiantes; es por eso que el Centro de Artes de San Agustín (CaSa) se esfuerza por contar con docentes que imparten diferentes actividades artísticas como: pintura, dibujo y fotografía. Además de donar viajes a los estudiantes más destacados para realizar visitas a distintos museos en la Ciudad de México, abundó la encargada.

"No nos han abandonado; ahora que ya no está él, su hija dijo que estaría al pendiente en las necesidades”, reiteró.

Biblioteca Digital

Los estudiantes, además de rescatar los conocimientos de la medicina tradicional y el arte, también tienen su propia biblioteca digital bajo la red de la biblioteca de Alejandría, con aplicaciones de software libre. Esto, para que los jóvenes en cualquier parte del mundo puedan consultar los conocimientos generados desde el telebachillerato. 

Proyectos estudiantiles próximos

Delia Azucena Barranco Montesinos explicó que, en el próximo semestre, los alumnos realizarán un chaleco virtual que tendrá diferentes funciones como las de medir la glucosa en sangre, checar la presión arterial y reconocer la hipertensión, entre otros padecimientos. Afirmó que los jóvenes ya se encuentran emocionados porque próximamente aprenderán algoritmos para la programación de dicho chaleco virtual.

Asimismo, en el próximo marzo de 2020, un grupo seleccionado de alumnos participará en un encuentro Continental con jóvenes de Latinoamérica en Santiago de Chile. El objetivo del encuentro es que los proyectos que desarrollan en sus comunidades evolucionen y posteriormente puedan presentarlos ante instituciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Chile y que dichos proyectos puedan ser fondeados.