El gobernador acompañó al presidente de México en la supervisión de Sembrando Vida, en el municipio de Amatán.

AgenciasAgencias

DEL 2014 AL 2019 EL NÚMERO DE ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES formales en toda la entidad creció en seis por ciento, es decir que de 238 mil 333 unidades se elevó a 318 mil 328.

Del 2014 al 2019 el número  de establecimientos comerciales formales  en toda la entidad creció en  seis por ciento, es decir que de 238 mil 333 unidades se elevó  a 318 mil 328, según los resultados del Censo Económico  INEGI 2019.

Durante la presentación de los resultados oportunos de esta actividad realizada a lo largo del año, Francisco Javier Velázquez Sotelo, delegado en Chiapas de dicho instituto mencionó que  en el mismo periodo pero del 2009 al 2014 el crecimiento promedio anual fue del uno por ciento.

Explicó que el número de personas empleadas en las unidades empresariales registradas a través del Censo 2019, es de 1 millón 92 mil 930, seis  por ciento más que la registrada en 2014; en ese periodo habían ocupadas 856 mil 512 personas, dijo.

El crecimiento del número de personas empleadas entre 2014 y 2019 ha sido del  cinco por ciento, mientras de que de 2009 a 2014 fue de 2.4, mencionó  el directivo.

Señaló que la participación de la mujer en el sector productivo laboral chiapaneco se ha mantenido respecto al periodo 2014 y 2019, mientras en el primer año era el 44.1 por ciento la participación, en el segundo año de comparación bajó una décima, para ubicarse en 44 por ciento, contra 57 por ciento de la participación del sector masculino. En los resultados del Censo 2019, la participación de la mujer fue de 41.9 por ciento.

Los resultados del Censo Económico 2019 para la entidad arrojó que del total de los establecimientos registrados, el 50.9 por ciento se dedica  al comercio,  el 35.5 por ciento a  servicios privados no financieros, el  11.9 por ciento a manufacturas y el 1.8 por ciento a otras tipo de actividades; mientras que del total de personas ocupadas, el 40.6 por ciento se concentra en el comercio, el 36.7 a servicios privados no financieros, el 12.2 a manufactura y el 10.5  a otras actividades.

Uno de los puntos que llamó la atención dentro de este ejercicio es que en el periodo de 2014-2019 creció el número de personas inscritas en la modalidad de empresas de outsourcing, de 9.6 por ciento  subió a 9.9 por ciento.

Velázquez Sotelo mencionó que para esta edición del censo se agregaron nuevos elementos, entre los que destacan el registro contable, la problemática que presentaron los establecimientos para llevar su actividad, si manejan  efectivo u otro tipo de servicios financieros, así como el nivel de estudios del personal que ocupa para cada actividad.

Destacó que del total de los establecimientos chiapanecos el 50.8 por ciento no lleva un registro contable, el 27.6 cuenta con un sistema contable propio, el 18.4 por ciento le paga a un contador para esas actividades y sólo el 3.2% presta sistemas desarrollados por terceros.

El resultado arrojó que el 28.9 por ciento de las empresas encuestadas indicaron que la inseguridad ha sido uno de los principales factores que enfrentaron para desarrollar su actividad, el 27.4  destacó que el problema ha sido la baja demanda de sus servicios, el 27.2 a los altos costos de la materia prima, el 25.5 a la competencia  desleal y el 6.1% a la corrupción.

Respecto al manejo de dinero en los establecimientos, el 97.6 por ciento aún maneja dinero en efectivo, el 4 por ciento lo hace  a través de tarjetas bancarias,  el 3.8 por ciento mediante transferencias electrónicas, el 1.8 por ciento a depósitos bancarios y solamente el 1.8 por ciento  lo hace a través de cheques.

Respecto al nivel de estudios de las personas  ocupadas en los diversos sectores, el censo económico arrojó que en la manufactura el 54.7 por ciento solamente tiene educación básica,  mientras que el 27.7 por ciento  tiene educación media superior,  el 13.1 tiene educación superior y solamente el 4.4 por ciento no tiene instrucción de educación.

En el sector comercio el 42.7 por ciento del personal ocupado cuentas solamente con educación básica,  el 34.9 por ciento cuenta con educación media superior y el 16. 8 por ciento cuenta con educación superior, mientras que el 5.7 por ciento  no cuenta con instrucción alguna.

Resaltó que en el sector de servicios privados no financieros, el 38 por ciento cuenta con educación básica,  el 29.9 por ciento con educación media superior,  el 28.5 por ciento con educación superior y el 3.6 por ciento no tiene ninguna instrucción en educación.

Para la realización del Censo Económico 2019, añadió, en el país se recorrieron más de 1.5 millones de manzanas y abarcó  más de 4 mil 553 localidades urbanas del país, se utilizaron más de 6 mil  sistemas de procesamiento, se aplicaron 18 distintos cuestionarios y se utilizaron más de 17 mil dispositivos de cómputo móvil,  en todo ese proceso participaron más de 26 mil personas.

SURESTE MEXICANO REQUIERE DEL COMERCIO EXTERIOR: SUBSECRETARIA

La entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en 1994 y los procesos de integración económica en los que formó parte México provocaron una brecha entre el norte y sur del país por lo que se tiene que buscar el desarrollo de esta última a través del mismo comercio exterior, consideró Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

“La integración de México ha pasado por el desarrollo de logística, el desarrollo de infraestructura, el desarrollo de diferentes sectores que si han sido capaz de integrarse a los mercados internacionales y eso ha creado una brecha con los estados del sur”, apuntó la funcionaria federal durante su participación el Congreso Nacional de Agentes Aduanales este jueves en Mérida.

De la Mora apuntó que el principal reto para la nueva administración federal es es desarrollar esta región.

“El reto para nosotros y de ahí el objetivo de desarrollar el sur-sureste. El plan del desarrollo del sur y del sur-sureste del país lo que busca es que cerremos esa brecha que hemos vivido en los últimos 30 años”, indicó.

La funcionaria comentó que un ejemplo de estados de desarrollo en no fronterizos es Guanajuato, ya que esta entidad invirtió para mejorar su infraestructura de exportación y con ello lograr tasas de crecimiento de entre el 5 y 7 por ciento.

“Ustedes saben que estados como Guanajuato, por ejemplo, que era un estado bastante orientado al mercado nacional con poco desarrollo de infraestructura decidió integrarse al comercio internacional en los años 90 y el estado de Guanajuato hoy crece a tasas de 5,6,7 por ciento anual en cambio estados como Chiapas, Oaxaca, Michoacán mantienen tasas de crecimiento del 0 por ciento”, dijo.

La subsecretaria de Comercio Exterior señaló que la manera más recomendable para alcanzar el desarrollo es a través de la creación de infraestructura de exportación e importación y la realización de planes de suministro para garantizar el abasto de insumos y productos para la industria.

#INEGI#finanzas#economia