Edil de Tlacolula deberá ofrecer disculpas

En octubre pasado, en un mensaje calificó como “pendejas” a sus exparejas.

Por instrucciones de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), el edil de Tlacolula de Matamoros, Carlos León Monterrubio tendrá que ofrecer disculpas públicas por las expresiones misóginas emitidas el pasado mes de octubre.

Así, la comisionada nacional, María Candelaria Ochoa Ávalos, a través del oficio CNPEVM/1071/2019 expresó: “conmino a expresar disculpas públicas a la población de su municipio y a comprometerse a conocer, cumplir y hacer cumplir la Ley Estatal de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, promoviendo acciones de política pública que dignifiquen a las niñas, mujeres y a la igualdad de género”.

Es que, a finales de octubre, en un mensaje a sus seguidores anunciando su presunta separación del cargo, el edil, además de alardear de haber tenido 5 matrimonios, calificó como “pendejas” a sus exparejas.

El mismo escrito enfatizó que este tipo de hechos son “sumamente graves” ya que Tlacolula de Matamoros reporta altos índices de violencia contra niñas y mujeres, además que está dentro de los municipios que tienen alerta de violencia de género.

Destaca además que, proviniendo de un servidor público, sus expresiones deben hacerlo sujeto de responsabilidades administrativas conforme a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Oaxaca.

“Usted, como primer edil de Tlacolula de Matamoros debe conocer y hacer cumplir la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, tiene la responsabilidad de promover el respeto a la dignidad y autonomía de las mujeres y abstenerse de manifestar y difundir expresiones misóginas que naturalizan la violencia contra las mujeres y que sólo promueven violencia en los ámbitos social y comunitarios”, señala el documento.

La CONAVIM resaltó que todas las autoridades en el ámbito de sus competencias tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia -expone- el estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos en los términos que marca la ley.

Esto a raíz de un video donde el edil, al parecer en estado etílico, donde dijo: “No creo en el matrimonio todavía, bueno… me acaban de hacer una pregunta ¿Y mis señoras? Pues vivas todas, algunas pendejas, algunas vivas todavía, pero ahí están”.