Tres décadas del Café más mexicano

AgenciasAgencias

Café Tacvba: Un baile sin fin y hasta “Ingrato” en el Foro Sol

Un mes después de haber publicado su segundo MTV Unplugged, y tras cumplir 30 años de haberse conformado como banda, Café Tacvba decidió celebrarlo, y sí, nos preparó una FIESTOTA. Escogieron el Foro Sol ya que cualquier otro venue en la CDMX les hubiera quedado chico y no era para menos, 30 años se dicen fácil, pero teniendo la trayectoria de la banda nacida en Ciudad Satélite… era más que evidente que se echaría la casa por la ventana, y así fue.

No es novedad que Rubén Albarrán es activista en pro del medio ambiente y contra la violencia de todo tipo, por eso, invitó a un colectivo de chicas a que subieran al escenario antes del show, las cuales hicieron un llamado a los hombres hacia la empatía con el tema “Un violador en tu camino”, performance que nació en Valparaíso, Chile, y sin duda ha dado la vuelta al mundo.

Eran las 9:35 y con “Seguir Siendo” se daba por inaugurada la noche, “Tengo Todo”, “Cero y Uno” fueron los primeros cortes. “Muchachos muchachas, llegamos a los 30, que alegría, gracias por venir“, agradeció el vocalista por estar ahí y por hacer de Café Tacvba parte de su vida.

Una a una todas las canciones eran coreadas por las más de 60 mil personas (según datos que tenía Rubén Albarrán). Sonó “Volver a Comenzar” y era momento de cantar a todo pulmón, como si no importara que estábamos a 14 grados, el calor de la gente hacía su tarea.

“Olé olé ole café café” se escuchaba el Foro Sol, para dar entrada a un mix de “La 11”, “La 2” y “Revés”, era el momento de descansar un poco pues son canciones que no tienen letra o muy poca. Lo guapachoso de “Futuro” convirtió a el Foro Sol en una pista de baile.

Pero no fue hasta “Ojalá que llueva café” que el Foro Sol se volvió completamente loco, gritos, aplausos, el baile y claro, los coros de la canción era uno de los momentos por los que habíamos estado esperando, sin duda de los puntos clave de la noche. En compañía del Duo Huasteco, con un niño de apenas unos 11-12 años al violín hizo que toda la gente se volviera loco. “Que todos los niños canten esto” dijo Rubén Albarrán al final de la canción.

Los momentos de silencio (qué eran muy cortos) la gente aprovechaba para cantar el típico: ¡paparupapa eu eo! ¡paparupapa eu eo! pidiendo obviamente, “El baile y el salón”

Para “Las Flores” el frontman de la banda dijo: “ustedes canten yo sólo voy a  bailar” y así fue, el corto de todos los asistentes cantaron en un 85% la canción, se nos puso la piel chinita de escuchar eso, una vibra increíble.

Con “Ya chole, chango, chilango que chafa chamba te chutas”, todos sabíamos qué parte de la noche era, pues era momento de convertirnos en “pachucos, cholos y chundos”, “chinchinflas o malafachas” y bailar tibiritábara.

Con el “El fin de la infancia” siguió el baile a todo. Fue entonces cuando Rubén introdujo a “Los Tres” como invitados de la noche. “Amor Violento” en compañía de Rubén, “La Torre de Babel” y “ Déjate Caer” que era obvio que tenía que pasar.

“La Chica Banda” fue el fin de ese primera primera parte, parte que nos dejó sin aliento de tanto baile y canto, un primer set lleno de energía. En la parte del encore, sonaron “El mundo en qué nací”, “Encantamiento inútil” y por supuesto “Eres”, todos sacando su celular para mandar audio, abrazando a sus parejas o simplemente disfrutando.

Para la segunda parte del encore sonaron sencillos como “Diente de León”, “Zopilotes”, “María”, y una versión (algo inesperado) feminista de “La Ingrata”, que en compañía de Andrea Echeverri, modificaron la letra de la canción para voltear el mensaje. Toda la gente vuelta loca porque tenían rato sin tocar esa rola, era el fin del set, eso era obvio.

30 años, más de 30 canciones, al rededor de 3 horas de set, aún así, nos dejaron con ganas de más. Un show bastante variado y lleno de energía, con un sonido súper pulido, así que que sin duda esperamos haya Café Tacvba para rato.

#famosos