Retoman obras en la Prepa 1

ArchivoArchivo

Los estudiantes tomaban clases en la explanada del plantel, pero fueron reubicados.

El exdirector de la escuela preparatoria número uno de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), Mario Antonio Silva, advirtió del riesgo de que los 58.3 millones, que se autorizaron para las obras de reconstrucción por los daños que ocasionaron los sismos de septiembre de 2017, se regresen a la Federación por la falta de avance en los trabajos.

Apenas el martes, estudiantes y el director de esa institución de educación media superior, Ambrosio Juárez se manifestaron en la sede del congreso local para pedir que las obras se agilizarán.

Antonio Silva explicó que desde hace meses, cuando aún estaba al frente de la dirección, existía la intención de protestar por el avance nulo en las obras de reconstrucción, las cuales fueron asignadas en agosto de 2018 a la empresa Constructores e Ingeniería Básica Taemi, a la cual no le han rescindido el contrato.

Dicha protesta influyó para que la empresa retomara las obras este viernes y colara los muros de concreto del primero de tres edificios, pero el atraso es evidente porque la cimentación aún no concluye.

Fuentes consultadas en el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) detallaron que el avance reportado es de apenas el 28 por ciento.

“La empresa va muy lenta, todavía le falta tiempo para terminar en febrero y a lo mucho les podrán autorizar otra prórroga a abril, pero si en ese mes no concluyen, habrá un subejercicio”, explicaron los entrevistados que pidieron omitir su nombre porque no tienen autorizado hacer declaraciones.

Los sismos de septiembre de 2017 afectaron 21 edificios de la UABJO y el de la preparatoria número uno que se localiza en la calle 20 de Noviembre, en el centro de la ciudad de Oaxaca, fue de los más afectados, al grado que sus inmuebles tipo H tuvieron que ser demolidos.

Salvo ese proceso, la empresa a la que se le adjudicó el proyecto no había realizado casi nada a febrero del 2019, período para concluir los trabajos.

Un primer retraso se justificó en la adecuación del proyecto que quedó definido hasta el pasado mes de abril, porque por normativa debían construirse edificios tipo U2C, pero en ocho meses el avance ha sido mínimo.

“La empresa constructora alega que no tenía los recursos. Iocifed no ha dado la explicación del retraso. Difícilmente van a terminar en febrero, es mucho el retraso, demasiado, para hacerlo bien tienen que esperar a que se cimbren los cimientos y estamos sobre el tiempo”, externó con preocupación el exdirector.

Sin intenciones de ser pesimista, consideró la posibilidad de que “se pierda el recurso, así trabajen día y noche, se necesitarían al menos cinco meses para construir los tres edificios”, por lo que hay posibilidades de que sigan las protestas.

Desde noviembre de 2018, alrededor de mil 200 alumnos de esa preparatoria toman clases en aulas provisionales que se instalaron en su mismo edificio y en el campo B anexo al estadio de beisbol Eduardo Vasconcelos.