En Oaxaca, 11 muertos por tuberculosis durante 2019

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

En comparación con el 2018, la tuberculosis registra un incremento del 10 por ciento en los casos confirmados.

La falsa idea de que la tuberculosis está erradicada influye de manera considerable para que la enfermedad sea tan letal que durante este año se hayan reportado once defunciones.

“La tuberculosis es una enfermedad tan antigua como el hombre y algún sector piensa que ya no existe”, explicó la encargada del programa de tuberculosis de los Servicios de Salud de Oaxaca, Amparo María García Reyes.

En lo que va del año, hasta la semana epidemiológica número 48, se han reportado en total mil 819 casos probables de tuberculosis, de los cuales se descartaron 442, otros 643 permanecen en estudio y ya se confirmaron 734.

Si no se detecta a tiempo, una enfermedad que es prevenible y curable puede volverse mortal, sobre todo si quien la padece tiene diabetes, VIH u otras enfermedades que al combinarse se vuelven “como amigos tóxicos”.

De las once defunciones reportadas, en cinco de ellas las personas eran diabéticas, dos más tenían problemas de alcoholismo y otras dos algunas otras enfermedades.

Adultos, los más vulnerables 

La jurisdicción sanitaria de Valles Centrales es la que concentra el 45 por ciento de esas defunciones con cinco, seguida de Tuxtepec con tres, mientras que en la Costa, Mixteca e Istmo se reportan una por cada jurisdicción.

Los grupos de edad de 45 a 49 años y de 60 a 64 años son los más afectados con tres defunciones cada uno.

La tuberculosis “es tan preocupante como cualquier enfermedad infecto contagiosa, por eso es importante que la población, al momento de que presente tos de más de dos semanas acudan a la unidad médica”.

En cualquier unidad de salud deben tener la capacidad para realizar una baciloscopia, la forma más rápida para diagnosticar la tuberculosis.

Este estudio detecta la presencia de bacilos de Koch, agente de la tuberculosis una vez que la persona entrega tres muestras de flema, expectoración o gargajo.

“La primera muestra se toma cuando llega a la unidad de salud; la segunda debe ser la primera expectoración de la mañana siguiente y la tercera cuando vuelve al centro de salud a entregar esa segunda muestra”, explicó Amparo García.

En comparación con el 2018, la tuberculosis registra un incremento del 10 por ciento en los casos confirmados que a la semana 48 del año pasado sumaban 695 casos.

El repunte del diez por ciento también se da en la defunciones que a la semana 48 del 2018 sumaban diez, las cuales están en espera de que se hagan los ajuntes “de confirmación o descarte”.

En todo el 2018 se reportaron 735 casos de tuberculosis, casi la misma cifra acumulada en este año, la diferencia es que a partir de 2019 se reportan también los casos probables y en estudio.

Peligro

Hasta la semana epidemiológica número 48
1,819 casos probables de tuberculosis
734 se confirmaron
442 casos de descartaron
643 permanecen en estudio