Buscan clínica de adherencia para VIH

Plantean prevenir contagios

Actualmente, tres mil 304 personas viven con esta enfermedad.

Sensibilizar a pacientes con VIH y SIDA sobre la importancia de no abandonar el tratamiento y detectar cuáles son las causas por las que dejan de tomar el tratamiento, será el eje central de la clínica de adherencia que el Consejo Estatal de Prevención contra el SIDA (Coesida) planea instalar en febrero próximo.

La directora del Coesida, Gabriela Velásquez Rosas, informó que la semana pasada comenzaron con la elaboración del proyecto que no requerirá inversión, ya que la clínica de adherencia ocupará las mismas instalaciones del Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) que se ubica en San Bartolo Coyotepec.   

“No se requieren nuevas instalaciones ni inversión porque puede ser en un consultorio con el personal y médicos que nosotros tenemos”, precisó Velásquez Rosas.

En sí sólo se necesitan dos psicólogos, un médico general y una trabajadora social para que logren que los pacientes con VIH y SIDA “tengan mayor adherencia al tratamiento”.

Actualmente, tres mil 304 personas viven con esta enfermedad y el 86% son indetectables.

Apenas a mediados del año pasado la OMS difundió que estudios permitieron comprobar que hay personas con VIH que tienen una carga viral indetectable, es decir que no transmiten el virus.

Para que la carga viral llegue a un nivel indetectable se requiere que la cantidad de copias del virus del VIH sea tan baja en un mililitro de sangre que no alcance a ser medida en los estudios de control y por tanto no lo transmiten durante el encuentro sexual.

La aspiración, reconoció la directora del Coesida es que en Oaxaca el 100% de las personas en tratamiento antiretroviral logren estar indetectables, por eso la importancia de instalar la clínica de adherencia que permitirá identificar las barreras para apegarse al tratamiento.

A pesar de que con el cambio de administración federal en algunas entidades del país se enfrentó un desabasto de medicamentos antiretrovirales, en Oaxaca no se dejó de suministrar y actualmente se tiene el stock suficiente para la entrega mensual.

Según Velásquez Rosas, Guerrero y Tlaxcala son entidades del país donde se logró el 100% de adherencia para los pacientes con VIH positivo, lo que les representa una mejor calidad de vida.