Celebran hallazgo de yacimiento petrolero

EL POZO QUESQUI, EN TABASCO

Según López Obrador, por primera vez en 14 años se estabilizó la producción petrolera y se está comenzado a recuperar.

HUIMANGUILLO, Tabasco.- Al inicio de una nueva gira que incluirá visitas a pozos y plataformas petroleras, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recibió en Tabasco la noticia de un yacimiento de 500 millones de barriles descubierto en el pozo Quesqui, en el municipio de Huimanguillo, como el que no se había hallado desde 1987.

La noticia la dio el director de Pemex, Octavio Romero, quien le sumó los 200 millones de barriles que esperan sacar del pozo Quesqui 1, por lo que el campo podría tener una reserva de 700 millones.

El anuncio refrendó el optimismo de López Obrador de volver a convertir al petróleo en el motor de la economía mexicana, a contracorriente de expertos que lo ven como energía del siglo pasado.

"El petróleo ha sido, es y será la palanca del desarrollo nacional", dijo el Presidente, y presumió que su Gobierno actúa con más eficiencia y que por eso han logrado detener la caída de la producción petrolera.

"Se está invirtiendo en donde hay más rentabilidad para la nación, ahora se están destinando recursos, presupuesto, a estos campos que ya sabemos que tienen un potencial", afirmó.

Fortalecerán Pemex 

Según López Obrador, por primera vez en 14 años se estabilizó la producción petrolera y se está comenzado a recuperar.

"Con el tiempo, se dejó de invertir en exploración, porque Pemex tenía otra política. O mejor dicho: se le imponía a la Pemex otra política: invertir en aguas profundas en el norte del país, cuando todos sabemos que el petróleo está en tierra aquí en Tabasco, en Chiapas y en aguas someras del litoral de Tabasco y Campeche. ¿Por qué actuaban así?, porque no les importaba producir, les importaban los contratos", acusó.

Con los 20 campos petroleros que están trabajando, adelantó, se recuperará la producción de Pemex, que en la región del sureste decayó de un millón de barriles diarios a 250 mil, a pesar de que datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de enero a octubre de este año la producción nacional de crudo registró una caída de 8.6 por ciento frente al mismo periodo de 2018.

López Obrador reiteró que todos los ahorros obtenidos con la austeridad republicana serán para fortalecer a Pemex y que, junto con el combate a la corrupción, eso servirá para que la paraestatal impulse la economía mexicana.

"Mi cálculo, mi estrategia van en el sentido de que a partir de 2021 , vamos a tener más producción nacional y esos excedentes ya van a servir para impulsar el desarrollo de México.

"Para que se tenga presupuesto para la industria nacional, que se tenga presupuesto para rescatar en campo, esto es sembrar el petróleo y se tenga presupuesto para el bienestar de nuestro pueblo", sostuvo antes de supervisar las obras en la refinería de Dos Bocas.

En Paraíso, fue informado que la obra, que costarán 150 mil millones de pesos y que se prevé esté lista en mayo de 2022, va adelante de las fechas programadas y que para enero se espera concluir la compactación del terreno y se comenzará a construir la cimentación.

López Obrador, quien estuvo acompañado por el Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, la titular de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero, celebró su decisión de construir la nueva refinería y el fortalecimiento de Pemex.

"Durante 14 años se cayó la producción petrolera de manera consecutiva, permanente, es hasta este año que logramos estabilizar la producción. Podemos decir con mucha satisfacción que ya no se está cayendo la producción de petróleo y que, al contrario, ya estamos produciendo más, estamos esperando finalizar este año con 50 mil barriles adicionales", indicó.