Reconstruirán tres centros de salud

Para el 2020

En febrero de 2018 demolieron y abandonaron las obras del centro de salud de San Bartolo Tuxtepec.

De las 30 unidades médicas inconclusas durante los dos sexenios pasados, solamente tres centros de salud podrían retomar su construcción en el 2020 y cinco más esperan validación para de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud de la Secretaría de Salud federal.

En el estado de Oaxaca esa área de la dependencia federal identificó 75 obras de salud inconclusas, pero desahució retomar la construcción de 45 por carecer de un proceso de planeación o un Plan Maestro de Infraestructura.

En marzo pasado se dio a conocer que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autorizó 693 millones de pesos para concluir cuatro hospitales y 26 centros de salud, pero las obras aún no inician.

Autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informaron que ello ocurrirá con el nuevo ejercicio fiscal de 2020 y serán los municipios de Santa María Chilchotla, Santa María Tonameca y Santiago Zacatepec donde se retomarán las obras que estuvieron abandonadas.

A su vez, otros cinco centros de salud más esperan validación de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud  y éstos se ubican en las localidades de Santa María del Mar, San Bartolo Tuxtepec, Santa María Guienagati, Santa María Quiegolani y Santa María Ingenio.

De esos cinco centros de salud, el de San Bartolo Tuxtepec es el que se inició durante esta administración del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, pero ya había sido proyectado desde 2016. En febrero del 2018 el personal del nosocomio fue reubicado en una sede alterna y el edificio del centro, demolido, posteriormente a los pocos meses fue abandonado por la empresa que recibiría en pago entre 9 y 14 millones de pesos.

En el plan municipal de desarrollo municipal para el trienio 2008-2010 en Santa María Guienagati se enlista el centro de salud de un Núcleo Básico que requería sustituirse por un centro de salud con hospitalización "para tener mejores servicios de salud y equipamiento" en esa zona de la Sierra Mixe.

Finalmente, en Santa María Quiegolani la clínica que se construyó para sustituir el pequeño centro de salud que ya existía quedó abandonado y a falta de personal médico las personas que requieren sus servicios tienen que viajar hasta un aproximado de 60 kilómetros para llegar al hospital más cercano en la localidad de Nejapa de Madero, esto en los límites de la Sierra Sur y el Istmo de Tehuantepec.