Roban primaria del Centro

Los alumnos del plantel se quedaron sin clases

Para ingresar a la dirección rompieron el vidrio de la puerta de acceso.

Aprovechando la nula vigilancia que existe en el primer cuadro de la ciudad, en las primeras horas de ayer, amantes de lo ajeno se introdujeron al interior de la Escuela Primaria “Basilio Rojas”, de donde se llevaron dos laptops y dinero en efectivo.

Omar Colmenares, presidente del Comité Directivo de dicha institución educativa, explicó que durante la mañana de ayer al llegar personal de intendencia a realizar la limpieza del inmueble, “nos manifestaron que no podían abrir la puerta principal de acceso, donde tenemos dos chapas de seguridad, las cuales al querer abrirlas estaban bloqueadas con el seguro”.

Al arribar junto con otros integrantes del comité, tuvieron que forzar las puertas. “Cuando abrimos nos percatamos que estaba roto el vidrio de la dirección, por lo que inmediatamente intuimos que habían entrado a robar a la institución”, señaló.

Argumentó que no se tenía cuantificado el monto del robo, “pero a simple vista se ve que hacen falta dos laptops, dinero en efectivo y no podemos ingresar al interior de la oficina, ya que peritos en dactiloscopia, planimetría y fotografía de la Fiscalía, se encuentran realizando los dictámenes correspondientes de esta diligencia".

Recordó que en el pasado ciclo escolar también fueron visitados por los delincuentes y “en esa ocasión se llevaron un teclado con un valor de 15 mil pesos; los delincuentes ingresaron de la misma forma que en esta ocasión, ya que entraron por la parte posterior donde se encuentra la sección XXII, por lo que se previno esa parte y se colocó un serpentín y se instaló una alarma. En esta ocasión las personas entraron, arrancaron las alarmas y de esa manera ingresaron”, dijo.

Lamentó que se registren este tipo de situaciones ya que “estamos a dos cuadras del primer cuadro de la ciudad, entonces es un asunto grave para nosotros porque no tenemos seguridad y los más perjudicados en este caso son los alumnos, porque tuvimos que suspender clases y se quedaron alrededor de 280 alumnos sin clases por esta situación”.

Invitó a las autoridades correspondientes a atender el asunto. “Sobre todo al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), porque los padres de familia somos los que con mucho esfuerzo apoyamos con nuestras aportaciones para comprar diferentes materiales que nos hacen falta, para la educación de nuestros hijos”, añadió.

Hizo un llamado al gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, para que preste mayor atención a la vigilancia de cada una de las instituciones educativas que están cercanas al primer cuadro de la ciudad.

Y es que la calle de Vicente Guerrero, donde se ubica dicha institución educativa, es considerada un nido de malvivientes. “Siempre tenemos personas en estado de ebriedad, franeleros y personas que se dedican a delinquir; a plena luz del día han cristaleado vehículos y estamos vulnerables ante eso. Estamos a dos cuadras del Palacio de Gobierno y la seguridad está por los suelos”, concluyó.