Obra de artesanos ya estará protegida

El tema cuando una marca toma el diseño de algún textil no radica en la acción -porque, al final, sirve para promover al mismo-, sino en la falta de reconocimiento y retribución hacia los artesanos, asegura María de Lourdes Ruiz Pastrana, directora del Instituto Casa de las Artesanías de Chiapas, ante la situación de la propiedad intelectual, luego de que se aprobara la minuta del Senado de la República que reforma la Ley Federal de Derechos de Autor para proteger las obras artísticas y artesanales en las que se manifiestan elementos de la cultura e identidad de los pueblos originarios.

En Chiapas, dice Ruiz Pastrana, se han hecho varias propuestas legales ante el Congreso del Estado para tocar el tema de la propiedad intelectual, aunque no las menciona; pero a nivel federal celebra el logro, promovido por Susana Harp; y es que en la entidad tampoco existe un proyecto que documente o catalogue la diversidad de textiles: "Comparado con Oaxaca, por ejemplo, Chiapas tiene mucho más (textiles). El material depende de las comunidades, para las zonas frías es diferente a aquellas calientes; lo mismo sucede con la iconografía. Hay un libro que recopila información de las artesanías y productos; sin embargo, un material como tal no hay porque hace falta mucha investigación para reunir todos los textiles, catalogados en comunidades".

Así como no existe ningún organismo ni reglamentación que defienda a los artesanos. Se halla la Ley de Desarrollo y Protección a la Actividad Artesanal del Estado y le confiere su aplicación al Instituto Casa de las Artesanías de Chiapas, a las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal, y a los municipios que tengan relación con el sector artesanal. Publicada en octubre de 2017 estipula en el Artículo 4 que "es de interés público el de proteger, promover el trabajo, la producción artesanal y cultural que contengan conocimientos tradicionales, ancestrales, identidad comunitaria con valores simbólicos e ideológicos de significado relevante desde el punto de vista de la cosmovisión indígena y mestiza de la historia de la identidad estatal y nacional", pero no deviene en acciones.

También se encuentra el decreto No. 209, de fecha 23 de mayo de 2018, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Orgánica del Instituto Casa de las Artesanías de Chiapas, en ésta se establece en el Artículo 4, fracción III: "Preservar, promover, proteger, impulsar y desarrollar las actividades artesanales y regionales, en los municipios del Estado para conservar el patrimonio cultural artesanal de sus habitantes, respetando sus usos y costumbres, así como fomentar la participación social estimulando las creaciones de micro, pequeñas y medianas empresas". De igual forma manda a "establecer mecanismos de posicionamiento, promoción, difusión y distribución de artesanías y productos regionales en el ámbito municipal, estatal, nacional e internacional para mejorar el nivel de vida de los artesanos y de los micro, pequeños y medianos empresarios del Estado".

Se limita a implementar los mecanismos necesarios para la certificación de los empresarios, artesanos, productos y servicios que cumplan con las especificaciones y requisitos del Consejo Regulador de la Marca Chiapas, y de esa manera fomentar la innovación en las artesanías y productos regionales que así lo requieran con la finalidad de ofrecer calidad y variedad, respetando sus orígenes, iconografía, símbolos y raíces culturales. Es decir, ayudan a ofertar piezas auténticas. Pero no menciona qué hacer para defender al artesano cuando diseñadores de apropian de los colores y la iconografía de los textiles.

De acuerdo con SinEmbargo.mx, entre 2012 y 2019, al menos 23 marcas de ropa, nacionales e internacionales, se han apropiado de los diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo, de acuerdo con un análisis realizado por la organización Impacto, que acumula hasta el momento 39 casos de plagio registrados.

"Impacto tiene cinco años trabajando con mujeres artesanas en textil en Chiapas. Su trabajo consiste en ofrecer a las mujeres indígenas artesanas capacitación técnica en temas de calidad y de corte y confección básico, además de talleres de costeo para que aprenden el verdadero valor de los textiles que ellas producen y sepan cobrarlos de una forma que no salgan perdiendo."

 

Ante esta situación, hace unos días, la Cámara de Diputados aprobó, con modificaciones, la minuta del Senado de la República que reforma la Ley Federal de Derechos de Autor para proteger las obras artísticas y artesanales en las que se manifiestan elementos de la cultura e identidad de los pueblos originarios.

Asimismo, estarán preservadas contra su explotación sin la autorización, por escrito, del pueblo o comunidad titular.

El Pleno aprobó modificar los artículos 157, 158, 159 y 160 de la citada legislación, con 411 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, según medios nacionales. "La minuta dictaminada por la Comisión de Cultura y Cinematografía, presidida por el diputado Sergio Mayer Bretón (Morena), surgió de una iniciativa de la senadora Susana Harp Iturribarría".

El documento establece que la Ley Federal de Derechos de Autor protegerá las obras literarias, artísticas, de arte popular y artesanal, primigenias, colectivas y derivadas de las culturas populares, “en las que se manifiestan elementos de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades a que se refiere el artículo 2 constitucional, y a quienes esta Ley reconoce la titularidad de los derechos” .

Dichas obras estarán protegidas contra su “explotación sin la autorización por escrito del pueblo o comunidad titular y contra su deformación”.

Se especifica que, si existe duda de la comunidad o pueblos a quién solicitar la autorización escrita para uso o explotación de las mencionadas obras, “la parte interesada solicitará a la Secretaría de Cultura una consulta para identificar al titular. La consulta deberá ser realizada con el acompañamiento del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, en calidad de órgano técnico”.

Una vez identificada la comunidad, la citada Secretaría notificará al interesado para efecto del trámite de la autorización. En caso de no haber titular identificado, la dependencia, con opinión técnica de la autoridad correspondiente, podrá autorizar la solicitud.

Al fundamentar el dictamen en tribuna, Mayer Bretón sostuvo que este dictamen fue resultado de la consulta a los pueblos indígenas y afrodescendientes que realizó el INPI para así dar cumplimiento con la deuda histórica que se tradujo en la reforma al artículo segundo de la Carta Magna.

“El dictamen aporta soluciones racionales a la justa indignación social recientemente originada por aquellas acciones efectuadas por particulares, apropiándose de las creaciones culturales de los pueblos originarios de nuestro país, explotando sus creaciones sin el debido consentimiento."

***

La reforma a la Ley Federal de Derechos de Autor avanza, habría que esperar a que los Congresos estatales la régimen e implementen las medidas necesarias; por lo pronto, en la entidad existe la Marca Chiapas, aspiracional para los artesanos y empresarios, porque permite acreditar que la pieza y/o producto tiene un gran nivel de calidad y el respaldo para las ventas que se hacen a nivel nacional e internacional.

"Los artesanos pueden acudir al instituto, llevar la pieza para su registro y los documentos respectivos; en seguida, se presenta ante el Comité de Artesanías  -sesiona cuatro veces al año-, conformado por empresarios, artesanos y funcionarios públicos; se le hacen sugerencias a la pieza en caso de no tener el nivel, a veces sólo se hacen las recomendaciones o bien se aceptan, una vez aprobada se presenta en la reunión de Consejo y se entrega el reconocimiento. El trámite es sencillo."

#cultura#arte#chiapas#propiedadintelectual#derechosdeautor