Peregrinan enfermos de cáncer por atención médica

SIN ÁREAS DE ONCOLOGÍA EN COMUNIDADES

Este es uno de los hospitales que atiende a pacientes con cáncer.

"No importan las horas de viaje, mientras exista la esperanza de vida", es la premisa que obliga a las personas que padecen algún tipo de cáncer a salir de sus comunidades en busca de atención médica en la ciudad de Oaxaca, ya que en todo el estado, sólo unos cuantos hospitales públicos cuentan con atención oncológica.

Desde hace más de tres meses, Faustino Miguel acompaña a su hija al Centro de Oncología y Radioterapia de Oaxaca, para que reciba tratamiento de radioterapia. Su viaje es de siete horas de camino, a partir de que toman el camión en el municipio de San José Chiltepec hasta la capital oaxaqueña.

Un caso similar es el que vive Dulce María Cruz, puesto que en el hospital de Tuxtepec carecen de equipo especializado para atender el cáncer y por ello tuvo que viajar nueve horas a la ciudad. Los especialistas le deben de realizar 25 radioterapias, hasta ahora lleva 15: “Me siento muy débil y todavía me falta casi la mitad”. 

A ella, los médicos le detectaron cáncer cerca de la garganta; le han hecho tres operaciones para eliminar un tumor maligno: “Hasta el momento, los doctores desconocen el tipo del tumor. Me han operado una y otra vez, pero vuelve a aparecer después de un tiempo”, abundó.

Sólo unos cuantos

El Hospital de la Niñez Oaxaqueña, el Hospital Regional de Alta Especialidad, el Centro de Oncología y Radioterapia, el Hospital General "Dr. Aurelio Valdivieso" y el Hospital General de Zona No. 1 "Dr. Demetrio Mayoral Pardo" del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), son los contados nosocomios públicos que ofrecen el servicio de oncología y radioterapia en la capital.

Dulce María Cruz es de las pocas personas beneficiadas con un seguro médico; aún así solventa otros gastos.  FOTO: Juana García 

“El IMSS cubre sólo a los derechohabientes y a veces piden muchos requisitos. ¡Imagínese cómo le hacen los demás!”, sostuvo una trabajadora del IMSS en entrevista.

Cambio de residencia

Desde que la operaron en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Tuxtepec, donde le detectaron el tumor cancerígeno y la refirieron al Centro de Oncología y Radioterapia para su atención médica, la hija de don Faustino lleva cerca de cuatro meses viviendo en la capital.

Hace dos meses que inició su tratamiento y se han hospedado en un pequeño cuarto que les fue prestado, mientras concluía sus radioterapias, las cuales se han estado prolongando.

“Son más de seis horas de viaje porque sólo acá nos atienden. En Tuxtepec sí hay un hospital, pero no tiene la especialidad; no hay de otra, debemos de viajar”, comentó Faustino Miguel.

Esmeralda Merino García y su esposo viajaron también en busca de una esperanza de vida, desde la comunidad de Pie de Cuesta, Cacahuatepec, perteneciente al municipio de Jamiltepec, en la región Costa; ubicado a casi 13 horas de la capital oaxaqueña.

El Centro de Oncología y Radioterapia de Oaxaca, recibe a decenas de personas con ese padecimiento.  FOTO: Juana García 

“Del hospital de Pinotepa Nacional nos mandaron al de  Alta Especialidad porque no tenían el equipo necesario, ni el personal para atendernos”, añadió el esposo de Esmeralda.

El alto costo del cáncer

Esmeralda Merino García y su esposo acudieron al Zócalo de la capital a pedir apoyo de los ciudadanos, en busca de juntar dinero para comprar el medicamento que requiere y cuyo precio supera los 11 mil pesos. 

La pareja se enfrenta a la falta de recursos para adquirir el fármaco: “Yo me dedico al campo, mi esposa vende comida y dulces en una escuela para que podamos medio mantenernos. Por el  momento no estoy pagando medicamentos, pero se gasta en comida y en los pasajes para ir y venir de un punto a otro de la ciudad”.

Un caso similar es el de Faustino, quien, además de contar con los ingresos de su esposa, también a recurrido a vecinos y familiares para completar el dinero del tratamiento de su hija. Él calcula que ha invertido cerca de 20 mil pesos.

"Ojalá hubiera más apoyo para las personas con cáncer porque el tratamiento es largo y costoso. Mi hija es madre soltera y no tiene un trabajo formal", lamentó.

Por su parte, la señora Dulce María Cruz dijo contar con un seguro médico por parte de su hijo; sin embargo,  tienen que costear su comida y el pasaje para acudir a sus radioterapias.