Clausuran comercios por no regularizarse

El Municipio de Oaxaca de Juárez revisó la situación de cada uno de los negocios.

A pesar de que se les invitó a los comercios establecidos de la capital, principalmente del Centro Histórico, a regularse en cuanto a pagos y trámites, éstos no cumplieron, por lo que se le tuvo que suspender de manera temporal, aseguró la directora de Economía del Municipio de Oaxaca de Juárez, Ana Cecilia Ruiz Aceves.

La funcionaria recordó que al inicio de la administración no existía un documento que avalara cuántos comercios formales hay en la capital, por lo que tuvieron que realizar un censo que arrojó establecimientos irregulares.

Los resultados que la Subdirección de Regulación de la Actividad Empresarial recaudó fueron que el 52 % de los comercios no cuentan con documentos, mientras que el 17 % solamente se dieron de alta, pero sus papeles no están al día. Esto quiere decir que sólo están regulados el 28 % de los comercios establecidos en la capital.

“Queríamos saber cuántas empresas están reguladas, qué giros tienen y más datos importantes para la Dirección y tuvimos estos resultados, por lo que se les invitó a regularizarse, hacer los trámites y contar con su cédula 2019 para poder trabajar”, detalló.

Ruiz Aceves señaló que de acuerdo al artículo 85 del reglamento de regulación, en el que menciona que si un establecimiento es irregular, éste puede tener una multa, suspensión temporal o mejor conocido como clausura.

"No queremos ser autoritarios"

Recalcó que esta administración no quiere ser autoritaria y por ello hicieron invitación para regularse; además, subrayó que ésta se hizo desde hace meses; sin embargo, no fueron mucho los locatarios que se acercaron, por lo que hasta el momento se han clausurado 98 establecimientos.

Destacó que el objetivo o la atribución de la Dirección y Subdirección no es clausurar ni infraccionar, sino regular la actividad empresarial. Asimismo, reconoció que han llegado comerciantes a exponer falta de ingresos en sus ventas y a solicitar descuentos, por lo que la Dirección los ha apoyado.

La Directora detalló que al hacer la clausura de un establecimiento, sus supervisores comentan por qué están ahí, “se hace protocolo de palabra y se levanta un acta en la que se explica, se fundamenta por qué se va a suspender, por ello el sello sólo menciona la clausura”.

Además, destacó que el concepto de clausura es un término que se ve despectivo, pero que se debe usar solamente cuando se quita licencia de operación o cédula para que pueda operar. Las acciones que está haciendo la Dirección es “sólo cerrar temporalmente y dándoles la oportunidad de regularizarse y continuar trabajando”.

Ruiz Aceves subrayó que regularizarse es un tema de conciencia ciudadana y de responsabilidad de estar al corriente y contar con los papeles correspondientes, pues hay empresas que han estado más de 15 años sin acercarse a hacer los trámites correspondientes y algunas son de alto riesgo, incluso para la ciudadanía.