Hospital de Reyes Etla: 9 años en abandono

DESESPERANZA PARA LA COMUNIDAD
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

La maleza y el pandillerismo se han apoderado de las viejas instalaciones.

“Hace diez años, iba a la secundaria que está por acá cerca, cuando noté que había mucho movimiento porque era un evento muy grande para toda la comunidad y para nosotros los estudiantes, porque se inauguraba el Hospital Regional; hasta vino el gobernador”, recordó Karen Valeria, quien se dirigía a su casa, acompañada de su hija.

La anunciada y esperada construcción de un Hospital Regional en el municipio de Reyes Etla, había iniciado finalmente con la puesta de la primera piedra, por el entonces gobernador Ulises Ruiz, en compañía del ex presidente municipal de Reyes Etla, Vicente Reyes Castellanos, el 20 de octubre del año 2009.

Un año después, la obra había sido abandonada por la constructora que estaba al frente de la obra, ya con una inversión de aproximadamente 40 millones de pesos. Francisca Martínez Cruz, recordó sobre aquel episodio: “De repente las personas dejaron de trabajar, poco a poco ya no venían; cuando nos dimos cuenta, la obra había quedado en el abandono; que porque el terreno tenía dueño; que el gobierno había reportado la obra como concluida. Ahora tenemos eso: un edificio viejo y abandonado”.

La vecina cuestionó: ¡Se imagina, cuánto de dinero hay en esa construcción que nomás está ahí. Y todavía a nosotros nos aseguraron que concluiría!, ¡por qué el dueño del terreno no reclamó antes de iniciar la obra!

"Solo tenemos un edificio abandonado, que lejos de ayudarnos, nos estorba”, dijo Francisca Martínez.  FOTO: Emilio Morales

El municipio de Reyes Etla se ubica a 22 kilómetros al poniente de la capital oaxaqueña. Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social, en el 2015, el municipio contaba con una población de 3 mil 757 habitantes en la cabecera municipal, con grado de rezago social medio.

Ciudadanos desesperanzados 

La construcción del Hospital Regional beneficiaría a cerca de 70 mil personas, entre ellos los pobladores del municipio, colonias y agencias que se ubican a los alrededores de Reyes Etla.

“Estábamos muy emocionados con la construcción, porque además de tener un hospital cercano, tendríamos fuentes de empleo y otros ingresos. Planeábamos vender comida; algunos vecinos abrirían alguna tiendita o algo. Todo eso sería un ingreso para nuestras familias. Dijeron muchas cosas antes de que iniciaran con la construcción, hasta convencernos, pero ahora solo tenemos un edificio abandonado que lejos de ayudarnos, nos estorba”, lamentó Francisca Martínez.

La esperanza de los vecinos se ha apagado con el paso de los años, cuando la autoridad correspondiente debería de resolver el conflicto que agravó la continuidad del hospital, dicen. Actualmente tienen un comisionado administrativo, porque desde hace tres años no cuentan con un presidente municipal constitucional; así que desconocen si la obra pueda continuar o no, después de nueve años en el abandono.

Vecinos donan terrenos

Con la esperanza de ver un hospital que atendiera las necesidades de los ciudadanos; además, que contribuyera en el ingreso de decenas de familias, varios de ellos donaron varios metros de terreno.

Nueve años de abandono cumple el que sería el Hospital Regional en Reyes Etla.  FOTO: Emilio Morales

“Yo cedí cerca de 10 metros de terreno para el hospital, al igual que otros vecinos; todo, para que el edificio se quedara en el abandono. ¡Usted vea cómo está!”, alegó una de las vecinas.

Francisca Martínez, al igual que otra de las vecinas, detalló: “Doné unos metros de terreno para la calle, porque sería de doble carril para no provocar tráfico y pudieran salir y entrar las ambulancias sin problemas. Todos estuvimos de acuerdo, por eso cedimos un tramo cada quien, para apoyar a  la comunidad”.

Zona insegura

Por las noches, ya casi nadie transita sobre la calle 20 de Noviembre, justo la que atraviesa frente a lo que sería el Hospital Regional. El gran edificio de varias hectáreas de terreno, está  cubierto de maleza en su interior y exterior. La falta de iluminación por las noches, lo hacen intransitable, aseguraron los vecinos.

Rosa Reyes Rojas vive atrás de la construcción, ha hecho su propio sendero, pero solo camina de día; de noche debe de rodear al viejo hospital para llegar a su casa. “De noche de plano no pasamos por acá porque está muy obscuro y toda la hierba que hay, parece un bosque”, aseguró.

El cemento de algunos cuartos se ha deteriorado, a tal grado que ya no se ve.  FOTO: Emilio Morales

“El lugar es muy peligroso a falta de iluminación; por eso, la gente prefiere no pasar por acá cuando empieza a obscurecer”, coincidió Karen Valeria.

Motel ocasional

La obra que tendría una inversión de cerca de 91 millones 157 mil 242 pesos, se volvió un motel ocasional, indicaron los vecinos.

“He visto en repetidas ocasiones a parejas, algunos salen ya medios tomaditos. También vienen estudiantes de secundaria y preparatoria rondando el edificio. De repente entran como si fuera un hotel”, agregó una de las vecinas.