Aplaude IP revés a gravámenes

"Nos escuchó el gobernador"

El líder de comerciantes en pequeño manifestó que la determinación que tomó el gobierno estatal para dar marcha atrás en su propuesta motivaba al sector empresarial y comercial a redoblar esfuerzos para generar empleos.

El sector empresarial celebró la determinación del Gobierno de Oaxaca, en dar marcha atrás a la iniciativa de paquete fiscal que pretendía incremento y establecimiento de nuevos impuestos para el 2020.

“Vemos disposición y sensibilidad del gobernador para tratar estos puntos, al final escuchó la exposición de quienes integramos el sector productivo”, expuso, Ernesto Gutiérrez Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur).

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), Salvador López López, refirió que durante la reunión desarrollada la noche del domingo con el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, se analizaron los costos-beneficios de los gravámenes, así como el contexto económico que, consideraron, hace inviable la medida.

Explicó que para enfrentar lo que implica no contar con el ingreso proyectado, así como los recortes contemplados por el gobierno federal, habrán de adoptar una política de austeridad y reorientación de las finanzas para cumplir con sus compromisos adquiridos.

Redoblar esfuerzos 

López López indicó que una de los argumentos planteados en su momento por el gobierno del estado para considerar el establecimiento de nuevos impuestos y el incremento en uno, fue la necesidad ante los ingresos que ya no se percibirán por la desaparición de programas principalmente para promoción turística.

“Se prevé que haya una situación económica de estancamiento, recesión técnica, esto va a seguir y no es una cuestión de México sino de una crisis mundial, por eso ellos iban a tratar de ajustarse el cinturón en el presupuesto sin olvidar lo prioritario.”, declaró.

El líder de comerciantes en pequeño manifestó que la determinación que tomó el gobierno estatal para dar marcha atrás en su propuesta motivaba al sector empresarial y comercial a redoblar esfuerzos para generar empleos.

“Lo que no vamos a pagar en impuestos, vamos a reinvertir en inventarios, productivamente en sus empresas. Eso es lo que hay que hacer, de ahí que esto lo tomamos como un incentivo fiscal, como una motivación para que siguiéramos generando fuentes de empleo y consolidar nuestros negocios de tal manera que se creciera”, declaró.

Durante la semana pasada, distintas cámaras empresariales conformaron un frente común para protestar contra la medida recaudatoria. Fue la Canacope, una de las más activas con dos protestas, una frente Palacio de Gobierno y la otra al término de un evento en donde participó el secretario de economía, Juan Pablo Guzmán Cobián.