Productores de flores avanzan entre espinas

LUCHAN CONTRA COMPETIDORES FORÁNEOS
Juana García Juana García

La cooperativa familiar produce más de cinco tipos de Nochebuenas.

Por cuenta propia y sin el apoyo de las dependencias gubernamentales, integrantes de la cooperativa “Campamento de las Flores”, iniciaron la producción de más de 25 hectáreas de flores de Nochebuena para la temporada decembrina en Santa María Jaltianguis, ubicada en la Sierra Norte de Oaxaca.

Edilberto Morales Hernández es integrante de la cooperativa “Campamento de las Flores”, que se encuentra a 80 kilómetros de la capital oaxaqueña, justo en Santa María Jaltianguis.  Relató cómo la familia ha impulsado la producción de flores desde el año 2000, sin el apoyo del gobierno del estado.

Agregó que “el negocio ha crecido de manera considerable, gracias al trabajo de cada uno de los integrantes de la cooperativa. Han sido cerca de 20 años de arduo trabajo; por fortuna, hemos podido sobrellevarlo y como todo trabajo, es de echarle ganas”.

El “Campamento de las Flores” emplea a alrededor de 100 personas. Diez son las personas que pertenecen a la cooperativa; alrededor de otros 30 son empleados de manera directa y cerca de 50 personas son beneficiados de forma indirecta entre intermediarios, vendedores y distribuidores.

Los trabajadores se dedican a la producción, cuidado y venta de las flores, los 365 días del año. Edilberto Morales es uno de los vendedores de la cooperativa, aunque también apoya en la producción, cuando las ventas concluyen.

Sin apoyo gubernamental

El comerciante señaló que desde que se inició con el proyecto, en ningún momento han tenido el apoyo del gobierno. Por lo contrario, en ocasiones se les impide la venta de las flores en algunos puntos estratégicos.

El hijo de Edilberto lo apoya en las ventas, así como sus hermanas o primas.  FOTO: Juana García 

“Del gobierno, no hemos obtenido nada, ni los espacios se nos dan. Por ejemplo, afuera del  mercado Sánchez Pascuas se nos da un lugar muy pequeño. Pero qué tal a los comerciantes de otros estados, a ellos sí les facilitan; llegan, se ponen y ni quien les diga nada e incluso a nosotros solo se nos permite vender en los fines de semana. Es muy lamentable esta situación, pero no por ello significa que dejemos de trabajar”, lamentó Edilberto. 

Expuso la difícil situación que han pasado ante las dependencias del sector de desarrollo estatal y federal.  “El año pasado fui representante de mi municipio y dentro de las reuniones que luego llevan a cabo las dependencias, proponía que deben dar espacios para llevar a cabo la venta, no solo para nosotros como cooperativa, sino a otros productores que hacen su lucha día a día como nosotros. Pero nunca obtuve una respuesta, tampoco vi ese interés en ellos”, sostuvo el productor.

Hizo un llamado a los encargados de facilitar espacios, para que sean considerados como comerciantes locales. “Desde el año pasado, año con año hemos peleado con el gobierno del estado para que se nos tome en cuenta, pero al parecer, prefiere apoyar a productores de otros estados”, reclamó.

Agregó que no solo no existe el apoyo a los proyectos, sino, además, no hay un acompañamiento o mínimo las facilidades, para que de manera particular avancen con su proyecto.

Producción de Nochebuenas

Las primeras Nochebuenas comenzaron a florecer a principios de noviembre, pero son en estas fechas, que los pétalos toman su respectivo color para la venta.

La venta de las Nochebuenas concluye el 24 de diciembre.  FOTO. Juana García 

Los precios de estas flores oscilan entre los noventa, ochenta hasta veinte pesos, dependiendo el tamaño.

Actualmente, la familia produce alrededor de 25 hectáreas de flores. La cooperativa empezó de la nada; Edilberto comentó que su madre se dedicaba a la venta de flores y su hermano había emigrado a Estados Unidos en busca de oportunidades; fue ahí donde aprendió sobre la producción de las flores.

“Cada temporada se van cambiando las plantas. El mes pasado fue la producción de flor de Cempasúchil, ahora continúan las Nochebuenas, enseguida viene el Geranio y así hasta terminar el proceso y nuevamente continuar”, explicó Edilberto.

Puntos de venta 

Algunos puntos de venta de Nochebuenas y otras flores de los productores oaxaqueños son: los martes en el tianguis de la colonia Reforma; los miércoles, la cooperativa surte a diferentes comercios y viveros de flores; los jueves se instalan en el tianguis de Cinco Señores; los viernes en el tianguis del Polideportivo y los sábados en la plaza de Zaachila. 

La cooperativa tiene un punto de venta durante todo el año, sobre la calle de Tinoco y Palacios. Los fines de semana se colocan afuera del Mercado Sánchez Pascuas.  

“Nos ha costado ir abriendo mercado, pero afortunadamente vamos creciendo gracias al trabajo de día a día, pues la mayoría de los productores de flores son de los estados de Guerrero, Michoacán o Puebla”, culminó.