Constatan la restauración obispo y titular del INAH

Se realizaron visitas a cada una de las parroquias para ver los avances que llevan.

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia continúa con los trabajos de recuperación de los recintos religiosos que resultaron dañados con los sismos del 2017, según constataron en un recorrido autoridades eclesiásticas y del INAH. 

A más de dos años de la tragedia, la reconstrucción muestra un avance de hasta un 70 por ciento, según se desprende del informe que presenta a párrocos de la Diócesis de Tehuantepec.

El presbítero Jesús Gutiérrez, vocero de la diócesis, dijo que como parte de los avances en este mes de diciembre la catedral de Santo Domingo de Guzmán terminará sus trabajos en la parte interna; pero la reconstrucción de todo el complejo, que incluye la Casa de la Cultura y el obispado, tardará un poco más, debido a que van saliendo otros detalles.

En las iglesias de San Blas Atempa avanzan sus restauraciones, lo cual fue constado en un recorrido realizado en días pasados por sacerdotes, junto con el obispo Crispín Ojeda Márquez y el director nacional del INAH.

Se realizaron visitas a cada una de las parroquias para ver los avances que llevan y se elaboró una nueva lista de las iglesias históricas de los siglos XVI y XVII que fueron excluidas en la primera etapa de registro, para que sean consideradas en un nuevo proceso.

El sacerdote católico indicó que el director del INAH les pidió una nueva lista en la que  se incluya todas las iglesias católicas dañadas por los sismos que pertenecen a los siglos XVI, XVII, XVIII y algunas del XIX que aún no han sido intervenidas para hacerles una visita para su valoración.

A nivel estado fueron dañadas más de 300 iglesias históricas, de las cuales, poco más de 100 se ubican en el Istmo.

Las demás iglesias que fueron dañadas por sismos, llevan su propio proceso, como son los casos de San Vicente Ferrer y otras más. 

Tehuantepec tiene por su parte la iglesia de San Sebastián, con daño total que aún no se reconstruye, pero esto no quedará así. Lleva su propio proceso, ya que está dentro del proyecto de restauración.