Separan a 3 jueces de su cargo

INVESTIGAN CORRUPCIÓN
ArchivoArchivo

La Magistrada reiteró el compromiso de trabajar con transparencia y equidad.

La magistrada María Eugenia Villanueva Abraján, presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y del Consejo de la Judicatura, señaló que tres jueces del Poder Judicial de Oaxaca se encuentran bajo proceso de investigación penal por presuntos actos de corrupción.

Los servidores públicos actualmente se encuentran cesados, mientras que la Fiscalía de Justicia del Estado mantiene abiertas tres carpetas de investigación en su contra.

Sin dar mayores detalles de los motivos que llevaron a esta determinación, Villanueva Abraján indicó que, de demostrarse el delito por el que se les acusa, se actuará conforme a derecho.

Recientemente en su tercer informe de gobierno ante el Congreso de Oaxaca, el ejecutivo estatal, Alejandro Murat Hinojosa informó de la existencia de casos en donde personas encargadas de aplicar justicia habían incurrido en “acciones contundentes para defender a delincuentes”.

En medio de la relevancia que ha tomado la vigilancia del actuar de los jueces, a partir del caso Abril Pérez Sagaón en la Ciudad de México, quien habría sido asesinada por órdenes de su exesposo Juan Carlos N., puesto en libertad por los jueces Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio, a pesar del previo intento de feminicidio, Villanueva Abraján señaló que en Oaxaca “si hay una denuncia, queja, incomodidad con cualquiera de los juzgadores y juzgadoras, hay los medios adecuados (para denunciar)”.

“Un juez que es coludido, si se le demuestra, se cesa. De los 178 jueces que hay, 175 son honestos, honrados, trabajadores, diligentes, cumplidores.  La Fiscalía tiene que hacer bien sus carpetas de investigación para que el poder judicial pueda trabajarlos. Yo soy cabeza de un poder y soy muy cuidadosa, si hay alguien que está demostrado su proceder corrupto o irregular, o simplemente que no dé el ancho, se le separa pero hay un proceso para ello”, declaró.

Villanueva Abraján manifestó que en el Poder Judicial no se permite la corrupción, “nuestro actuar tiene que ser transparente, diáfano, aplicarse la justicia con equidad, transparencia, efectividad”, declaró.

De acuerdo con estudio realizado por Parametria, en México la visión predominante entre la ciudadanía es que en general el sistema judicial mexicano no cumple con los elementos básicos que garantizan justicia. Un 36 por ciento de la población encuestada opina que si un delincuente sujeto a proceso tiene dinero, puede ser declarado inocente en un juicio. 

Mientras que el 48 por ciento opina que en México, las leyes benefician a los delincuentes. Se observa en los ciudadanos desconfianza al Poder Judicial -encargado de la impartición de justicia-, cuando el 47 por ciento dice que, de ser acusado de cometer un delito, duda si será tratado con justicia por las autoridades correspondientes. 

La mitad de los mexicanos no cree que la honestidad y la justicia sean valores que prevalecen en los juzgados del país. En tanto que el 47 por ciento dice estar en desacuerdo con que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (máxima instancia del Poder Judicial) hace cumplir la constitución de forma efectiva.