Reubican a 4 mil refugiados en México

AgenciasAgencias

En lo que va del año unos 4 mil refugiados han sido reubicados de la frontera sur a otros estados del País.

En lo que va del año unos 4 mil refugiados han sido reubicados de la frontera sur a otros estados del País, para desahogar la presión que existe en la región por el éxodo migratorio, afirmó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Esta cifra representa el 78 por ciento de las 5 mil 130 reubicaciones efectuadas de 2016 a la fecha, precisó el organismo.

Los extranjeros, la mayoría de ellos del Triángulo Norte de Centroamérica, que ya fueron reconocidos como refugiados por el Gobierno mexicano han sido llevados a Saltillo, Coahuila; Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León, y Aguascalientes.

El ACNUR ha ayudado a vincularlos a empleos en empresas de electrodomésticos y del sector automotriz, entre otros, expuso Pierre Marc René, oficial de Información Pública, durante un taller a medios.

El funcionario añadió que, del total de reubicados, el 86 por ciento se quedó en el programa de vinculación, 10 por ciento lo abandonó y cuatro por ciento decidió irse a Estados Unidos.

La agencia de ONU, resaltó, ha colaborado a nivel local a enfrentar la emergencia que representa el flujo de personas, pues, de acuerdo son cifras oficiales, se duplicó el número de solicitantes de asilo al pasar de 29 mil en 2018 a más de 62 mil en lo que va del presente año.

Entre algunas contribuciones del Alto Comisionado fue la habilitación de una nueva oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en Tapachula, para agilizar el trámite de los solicitantes.

Asimismo programas de ayuda en temas de educación, salud, empleo y proyectos de infraestructura por unos 17 millones de pesos.

El ACNUR donó, dijo, mil 182 pupitres, 104 computadoras, materiales educativos y mobiliario a seis escuelas de Tapachula y Ciudad Hidalgo.

También colaboró en la construcción de un albergue y ejecución de una obra de agua potable y drenaje en Frontera Comalapa.

Asimismo contribuyó con la donación de utensilios de cocina y electrodomésticos a 50 comedores; realización de murales juveniles, así como promoción de arte, cultura y deporte.

VIVE EN INFORMALIDAD 74% DE REFUGIADOS

El 74 por ciento de los extranjeros que obtienen la condición de refugiados en México depende de empleos eventuales y sin contrato.

La Encuesta Nacional de la Población Refugiada en México, cuyos resultados fueron difundidos ayer, revela la situación de precariedad laboral de esos extranjeros.

Realizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas (UPMRIP) de la Secretaría de Gobernación y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), consigna que quienes cuentan con un empleo fijo o se autoemplean perciben un ingreso aproximadamente 36 por ciento más alto que aquellos con un empleo eventual.

El ACNUR advirtió que el alto porcentaje de refugiados con ingresos provenientes de trabajos eventuales es señal de la inestabilidad económica en que la que se encuentran, situación que no les permite hacer planes a largo plazo y limita sus expectativas del futuro.

Por otro lado, alerta, el 51 por ciento de los refugiados no tiene una fuente de ingreso estable y en gran medida esto se debe a que los trabajos con que cuentan son informales y eventuales.

La excepción, muestra la encuesta, es la población refugiada venezolana, de la cual 57.5 por ciento reporta contar con un ingreso estable.

No obstante los empleos informales, la mayoría de los refugiados, 63 por ciento, cuenta con un ingreso laboral, 21 por ciento reportó tener otra fuente de ingresos distinta a un ingreso laboral y 15 por ciento afirmó no tener ninguna fuente ingresos.

La encuesta indicó que los refugiados trabajan sobre todo en el sector servicios y empleos eventuales, lo que incrementa su situación de vulnerabilidad con la falta de acceso a esquemas de seguridad social y a la certeza económica que ofrece un empleo formal.

Por otro lado, el estudio reveló que más de la mitad, 67 por ciento, de los niños y adolescentes refugiados en México no asisten a la escuela por falta de documentos o su reciente llegada al País.

El documento revela que 48 por ciento han intentado inscribir a algún miembro de su familia o a sí mismos en algún nivel escolar, pero sólo 69 por ciento lo consiguieron.

Los refugiados encuestados señalaron como los principales desafíos que enfrentan la falta de certificado que avale estudios previos; la carencia de documentos que le solicitaba la escuela, como actas de nacimiento mexicanas, identificación mexicana de los padres o la Clave Única de Registro de Población (CURP), y que las instituciones educativas no aceptaron la tarjeta de residente permanente.

Además, se presentaron otros problemas, como la falta de medios económicos para asistir a la escuela.

#migración#mexico#Acnur#refugiados