De pena ajena

Urge apoyo para la pista

Da pena la pista de tartán de El Tequio.

La pista de tartán de El Tequio está peor que las calles de Oaxaca.

Llena de “baches” por falta de tartán, la pista que alguna ocasión albergó competencias regionales de la Olimpiada Nacional, da pena ajena.

Lo que inició como un sueño para contar con atletas de primera línea, se apagó poco a poco ante la desidia de los gobiernos estatales.

Inaugurada en 1996, el completo fue remodelado en 2006 con una inversión de dos y medio millones de pesos. A partir de ahí, le ha invertido un solo centavo.

En esta administración, la pista de tartán es una cuenta pendiente así como la alberca olímpica. Sin embargo, la piscina de 50 metros podría ser rehabilitada el próximo año, según dieron a conocer las autoridades de gobierno.

La pista de ocho carriles representa un riesgo para la integridad de los deportistas, al mostrar los efectos de las raíces de algunos árboles que han levantado el tartán y el cemento que la cubre, así como los hundimientos que presenta en algunas áreas.

Los atletas utilizan estas instalaciones debido a que es la única que cuenta con las medidas oficiales y con acceso libre. La otra pista es la de Ciudad Universitaria.