Develan complicidad entre Toledo y Monsiváis

La colección que se muestra en El MUPO refleja la creatividad de ambos artistas que en sus ámbitos representó su vida cotidiana.

Desde el sábado a mediodía, el Museo de los Pintores Oaxaqueños (Mupo) muestra la exposición Toledo-Monsiváis, a través de la cual devela la complicidad entre el pintor y el escritor, la cual los llevó a colaborar en muy diversos proyectos. El mismo Francisco Toledo, en vida, argumentó que era necesario traer esta exposición a Oaxaca, debido a que no era conocida. 

Cabe destacar que esta muestra ha itinerado en varios espacios y tiene ya un catálogo, en cuyas páginas se recogen esas colaboraciones, acompañadas por las obras de Toledo que pertenecen al Museo del Estanquillo y que fueron presentadas por primera vez en esta exposición, más algunas obras de la colección de la Galería Arvil.

El catálogo incluye las muchas páginas que Monsiváis dedicó al pintor, así como textos de Rafael Barajas y Francisco Vidargas, además de testimonios y entrevistas de Armando Colina y Víctor Acuña, Elena Poniatowska y Sergio Pitol.

Su amistad y complicidad los llevó a crear, en conjunto, diversas propuestas artístico-literarias; ejemplo de ello son sin duda, el Nuevo Catecismo para Indios Remisos, el proyecto Lo que el viento a Juárez (46 técnicas mixtas sobre fósil, amate y papel, y una escultura en cera coloreada), así como la ilustración del Manual de Zoología Fantástica, de Jorge Luis Borges. 

La exposición Toledo-Monsiváis reúne obra en diversas piezas, como barro, gouaches, óleos, tallas en madera y  grabado. La muestra se exhibe en el marco de los 15 años del Mupo.