“Le pegaron un tiro como fuera un animal”

ASESINAN A HIJO DE PERIODISTA CUENQUEÑO

Cirilo estaba en el momento y lugar equivocado cuando un extraño le disparó en el abdomen.

“Le pegaron un tiro como si hubiera sido un animal”, expresó Fermín Carrera, periodista oaxaqueño radicado en Veracruz tras el asesinato -con un tiro de escopeta en el abdomen- de su hijo Cirilo Carrera de 28 años de edad en un hecho ocurrido en Temascal, Oaxaca.

En entrevista Fermín Carrera, colaborador de Radio Mas en Tierra Blanca, Veracruz y de La Opinión de Tuxtepec, Oaxaca, relató que fue alrededor de las 11 de la noche del 21 de noviembre, cuando recibió una llamada de emergencia. Su nuera estaba al teléfono. Con voz entrecortada le informó que a Cirilo le habían dado un tiro.

“Me imaginé que había sido un tiro de pistola. Mucha gente lo supera, pero nunca me imaginé que el tiro había sido con una escopeta en el abdomen. Le pegaron un tiro como si hubiera sido un animal”.

Cirilo trabajaba en una ferretería, tenía 28 años de edad, estaba casado y tenía un hijo de siete años.

Cirilo, quien tenía carrera trunca en ingeniería, planeaba entrar de lleno a la labor periodística como su padre.

El día del hecho, Cirilo regresaba a casa, había bebido unas cervezas, según cuenta Fermín.

Apoyado en versiones de testigos, relató que en el camino se topó con un hombre que, al parecer en estado de intoxicación por drogas, apuntaba con una escopeta a toda persona que cruzara sobre la ruta. 

"La gente corría o se alejaba. Mi hijo pasó en el momento o lugar equivocado. Seguramente le apuntó con esa arma, mi hijo por haber llevado unas cervezas encima quizá se paró, ha de haber insultado a la persona de la escopeta y éste le disparó”, concluye.

Herido, Cirilo fue trasladado a la unidad médica de Temascal, que debido a la falta de equipo y personal adecuado para atender la gravedad del ataque el joven fue trasladado al hospital de Tuxtepec.

Desde su ingreso los médicos le dieron poca posibilidad de vida, aunado a que los medicamentos que requería para su atención no estaban disponibles y tenían que ser comprados por la familia, quienes tuvieron que conseguir los recursos.

Homicida busca el perdón y huye

Durante ese lapso, Fermín recuerda que a través de Facebook recibió una solicitud de amistad de una persona desconocida.

“Me atreví a darle aceptar y me apareció entonces un tal Filiberto Ruiz Hernández que me pedía disculpas y me decía que había sido un accidente y que correría con todos los gastos. Me metí a su perfil y tomé su foto”.

Al responder al mensaje, Fermín pidió al Chinguirito, como apodan a Filiberto Ruiz, que se entregara a las autoridades.

Horas más tarde, Fermín era informado que Cirilo, su hijo había fallecido.

“Solamente 24 horas aguantó mi muchacho. Era muy fuerte mi muchachito. Eran mucho 24 horas de haber aguantado el escopetazo que recibió. Le había destruido muchos órganos vitales y hueso. En la radiografía que me mostraron se ven como si hubiera 200 balines dentro. Era un hormiguero”.

Declarada la muerte de Cirilo, El Chinguirito cerró su perfil de Facebook. Actualmente se encuentra prófugo y es buscado por las autoridades, tras la denuncia interpuesta por Fermín Carrera.

“Yo era muy joven cuando nació mi muchachito, ahora soy muy viejo al perderlo y no sé cómo podré sacar adelante a mi nieto, sólo espero que las fuerzas no se me acaben”.