Dan a los migrantes en Chiapas 70% de visas humanitarias: INM

El PaísEl País

En respuesta a la oleada de migrantes africanos, la nueva administración federal entregó 18 mil 441 TVRH en enero y febrero como parte de un programa emergente

Tapachula.- “El programa de reubicación que se puso en marcha desde el 2016 que es cuando se inició el programa de integración de las personas refugiadas, inició en Saltillo y Guadalajara, actualmente se amplió a Monterrey y a otras partes del país”, precisó Pierre Mark Rene, Oficial de Información Pública de ACNUR Tapachula.

Destacó que están viendo la posibilidad que se incorporen al Centro y Bajío del país, pero básicamente la reubicación la están haciendo hacia Guadalajara, Monterrey y Saltillo, donde hasta el momento más de 2,000 personas han sido beneficiadas.

Entrevistado en esta ciudad, manifestó que, con este programa de integración, semanalmente salen grupos desde Tenosique, Palenque, Tapachula y Acayucan hacia el norte del país, son personas que ya están elegibles para el Programa de Integración y una vez que ya están allá cuentan con la posibilidad de encontrar trabajo, ir a la escuela como cualquier ciudadano, con lo que también aportan a la economía local.

“La migración sigue siendo una situación compleja porque más del 70% de las personas que están llegando a solicitar asilo a México, la gran mayoría está en Tapachula y en Chiapas y eso hace que haya una presión muy grande y lo único que estamos haciendo a través de ACNUR es apoyar justamente al gobierno para agilizar todo el proceso de las solicitudes de los que hay actualmente”, añadió.

Dijo que de inicio del año y hasta finales de octubre, más de 55,000 personas habían solicitado asilo, según los datos de la COMAR, entonces éste es un número bastante grande, porque justamente anteriormente, por año se atendían un promedio de 29,000 solicitudes, “entonces tenemos un crecimiento de más del 200% y eso también implica que se necesiten muchas actividades y apoyo de parte de otras organizaciones”.

Las personas que están llegando a México vienen huyendo de la violencia y de la persecución que viven en sus países y la gran mayoría, como se sabe, son de Honduras, El Salvador y Guatemala, aunque hay un grupo grande de haitianos y cubanos que están solicitando asilo, así como de Venezuela e indicó que al final de cuentas la migración no es un problema como muchos lo están viendo, porque aportan a la población local con su cultura, con otras ideas y a la economía local, ya que compran, consumen, pagan renta, como cualquier otra persona, entonces hay que verlos como otros ciudadanos al final de cuentas, aseguró.

El 80% de los migrantes viene de Honduras, seguido de El Salvador y desde las caravanas hubo un cambio en los perfiles de la migración, porque primero eran hombres solos, ahora se ven familias completas por la situación que están viviendo en sus países, porque -como se sabe- en Honduras y El Salvador las pandillas están amenazando a las familias, porque cuando los niños no quieren integrar sus filas al final de cuentas van y los amenazan, les dan una hora para que abandonan sus casas y tienen que huir, añadió.

Perre Marck Rene dijo que esa es una situación que se sigue viendo y resolver esa situación va a tomar tiempo, justamente están trabajando con diferentes marcos regionales para buscar soluciones, recientemente hubo una reunión en la Ciudad de México para analizar esta problemática y próximamente con el Foro Global para los Refugiados en Ginebra, habrá una reunión.

EXCESIVAS REVISIONES EN RETENES

INHIBEN LA VISITA DEL TURISMO

En tanto, las excesivas revisiones en los retenes instalados antes de llegar a Tapachula, inhiben la presencia de visitantes guatemaltecos que, se supone, al ingresar ya pasaron los filtros de Aduana y Migración, denunció Alejandro García Ruiz, integrante de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles del Soconusco.

“No contamos con las instituciones de policía amables, ya que éstos molestan mucho a la gente que viene de Guatemala, que de manera cotidiana y como en el caso del Buen Fin, vinieron a dejar derrama económica, pero en los diversos retenes estuvieron molestando a las personas y que al igual que nosotros, ellos se hablan y se manifiestan a través de las distintas plataformas sociales y eso inhibe que otros quieran venir”, señaló.

Sin embargo, precisó, fue un Buen Fin, en los diferentes hoteles hubo ocupación suficiente, para poder salir adelante con los problemas económicos que se enfrentan por la falta de circulante.

El también integrante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco Servytur Tapachula), manifestó que “de alguna u otra manera sucedió lo que hemos esperado año con año desde que se instauró el Buen Fin, creo que hubo una buena ocupación hotelera de por lo menos el 90%, que además benefició al sector restaurantero y a los comercios en general”.

TRIPLICAN VISAS HUMANITARIAS

Por otra parte, las autoridades migratorias mexicanas otorgaron entre enero y septiembre de este año 32 mil 651 Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias (TVRH), el triple que en el mismo periodo de 2018, cuando sumaron 10 mil 391.

En respuesta a la oleada de migrantes centroamericanos, caribeños y africanos que irrumpió desde finales del año pasado en territorio nacional con la intención de llegar a Estados Unidos, la nueva administración federal optó en un primer momento por una política de tolerancia que privilegió la búsqueda de un ingreso ordenado.

En ese contexto se entregaron 18 mil 441 TVRH en enero y febrero como parte de un programa emergente.

"Con esta medida el Instituto Nacional de Migración (INM) inicia el tránsito a otro modelo de interacción con el fenómeno migratorio", indicó el organismo el 8 de febrero.

No obstante, ante el volumen del flujo migratorio y las presiones de EU, el Gobierno mexicano adoptó medidas de control fronterizo e incrementó la detención de indocumentados. El número de tarjetas otorgadas cayó a mil 441 en abril.

En ese entonces, las autoridades mexicanas dijeron que se había malinterpretado la finalidad de las visas humanitarias, ya que fueron vistas como una "visas de tránsito" para llegar a suelo estadounidense.

El otorgamiento de TVRH, sin embargo, repuntó a partir de mayo, con la entrada en vigor de los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), mediante los cuales el Gobierno de EU obliga a los solicitantes de asilo a esperar el desahogo de su trámite en territorio mexicano. En julio y agosto, fueron otorgadas 6 mil 378 tarjetas.

La Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias, cuyo otorgamiento inició apenas en 2014, se concede, de acuerdo con la Ley de Migración, a los extranjeros que se encuentren en cualquiera de los siguientes supuestos: ser ofendido, víctima o testigo de algún delito cometido en territorio nacional; ser niña, niño o adolescente migrante no acompañado, o ser solicitante de asilo político, de reconocimiento de la condición de refugiado o de protección complementaria.

"La Secretaría (de Gobernación) podrá autorizar la condición de estancia de visitante por razones humanitarias a los extranjeros que no se ubiquen en los supuestos anteriores, cuando exista una causa humanitaria o de interés público que haga necesaria su internación o regularización en el país, en cuyo caso contarán con permiso para trabajar a cambio de una remuneración", indica el artículo 55 de la Ley.

De las TVRH otorgadas este año, 56.3 por ciento correspondieron a hondureños, 14.9 a salvadoreños y 12.3 a venezolanos.

En tanto, el 70 por ciento de las tarjetas fueron entregadas en Chiapas.

#migración#inmigrantes#INM#Acnur