Denuncian obra inconclusa en Xoxo

Vecinos de la colonia Rufino Tamayo, del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, exigieron que se respeten los recursos asignados para la pavimentación de la calle Miguel Cabrera, una de las más transitadas en la colonia. Aseguran que, a más de siete meses de ser aprobada la obra, el comité no ha dado seguimiento al proyecto.

La calle Miguel Cabrera, que comprende un total aproximado de 700 metros, en su momento fue encarpetada en un tramo de 200 metros. Pero justo en la calle que va hacia el Jardín de Niños ubicado en dicha colonia, la obra quedó inconclusa. A partir de ahí, los vecinos se quedaron esperando que continuara la obra, de la cual hasta el momento, los colonos denuncian que no se ha tenido avances.

“En un inicio, priorizamos la pavimentación de toda la calle porque es una de las principales vías que atraviesa la colonia. Después de la primera etapa de asfalto, dijeron que continuarían con el siguiente tramo hasta concluir. No obstante, la obra se detuvo”, explicó Elizabeth Hernández.

Intransitable en época de lluvias

La calle que lleva directamente hacia el circuito del Sector 6 de la colonia Rufino Tamayo, donde viven cerca de 20 familias, se mantiene de tierra como casi todas las calles cercanas: “Lo grave no es que sea de tierra, sino que pasan muchos vehículos y con la velocidad, salpican lodo en tiempos de lluvia a las personas y estudiantes que caminan por ahí. Ahora que no llueve se levanta un polverío, que de igual forma causa malestar”, argumentaron.

Los 450 metros por pavimentar, junto con sus decenas de baches llenos de lodo, se vuelven intransitables en tiempos de lluvia; sin embargo, no hay otra calle en la que puedan caminar.

“Mis hijos van a la escuela y necesariamente tienen que pasar por esta calle; cómo le hacemos, tenemos que irnos por esta; a veces pasan los carros sin medirse y avientan lodo por doquiera, en otras veces, por las prisas de llegar a nuestro destino, pisamos un hoyo y ahí nos llenamos de lodo”, dijo la vecina del circuito del Sector 6.

Pavimentación inconclusa  

Los colonos del Sector 1, 2, 3, 4, 5 y 6 de la colonia Rufino Tamayo señalaron directamente al anterior comité de la colonia David Mauro Segura, de detener la obra de pavimentación en la avenida Cabrera, la cual beneficiaría a decenas de familias.

“En su momento, Mauro Segura quiso llevarse la obra a la calle donde se ubica su domicilio y la de sus familiares, argumentando que los vecinos habían sido informados y estaban de acuerdo con la decisión de cambiar ubicación de la obra. Pero, en realidad, nunca consultó a toda la colonia, solo a las personas que son allegadas a él”, señalaron.

En la supuesta calle donde se habría trasladado la obra de pavimentación, viven pocas familias; solo el gran terreno que pertenece a David Mauro Segura y unas casas al lado de su domicilio; del otro lado de la calle, se encuentra un terreno baldío y unas dos familias.

Los aldeanos del circuito de Miguel Cabrera del Sector 6, quienes se ubican al fondo de la calle, detallaron que en su momento fueron amenazados por Mauro Segura, para desconocerlos como parte de la colonia, por exigir el cumplimiento de la minuta de trabajo.

Asimismo, los habitantes de los otros sectores precisaron que a más de siete meses como presidente de la colonia, Segura no ha organizado reuniones, para explicar sobre el incumplimiento del proyecto.

Añadieron que durante varias décadas no han sido tomados en cuenta por los comités que han estado la frente de la colonia: “Los años que llevamos acá, no nos han tomado en cuenta, como si los que viviéramos de este lado de la iglesia no existiéramos; pero afortunadamente, en estos meses nos hemos organizado para no seguir soportando la indiferencia de las autoridades”.

Los vecinos que radican sobre la avenida se organizaron para conseguir camiones de tierra para rellenar los baches y aplanar la calle, mientras esperan que su minuta de trabajo pueda aterrizar.

Falta de alumbrado

“Hace unos días, a la vecina de la tienda le intentaron robar su tienda por la noche, pero afortunadamente no pasó a mayores. Y es que aparte de la falta de pavimentación, algunas lámparas de la calle no funcionan desde hace meses. El comité no ha reportado dicha situación”, apuntaron.

En la calle Miguel Cabrera, una de cada tres lámparas no funciona. En las noches, las personas deben caminar acompañadas de alguien más, para no correr el riesgo de sufrir algún asalto. Los negocios deben cerrarse a buena hora, debido a la falta de iluminación.

“A falta de alumbrado, todos corremos el riesgo de sufrir asaltos, robos y demás. Los incidentes ya han ocurrido en otras ocasiones, por qué tenemos que pasar por ello si lo podemos evitar”, enfatizaron las familias que viven sobre la avenida.

Para saber:
*La pavimentación de la calle Miguel Cabrera fue asignada desde el mes de abril; a la fecha, no se ha llevado a cabo.
*Aún faltan 450 metros de asfalto para concluir la obra; es una de las calles principales que lleva a otras colonias, aseguraron los habitantes.
*Los colonos sostuvieron que la falta de pavimentación en sus calles y alumbrado público, son algunas causas de inseguridad en la colonia Rufino Tamayo.