Confirman aparición de ambientalista

DESPLAZADA DE ATLATAHUCA
CortesíaCortesía

La defensora de los bosques pudo ponerse en contacto con sus familiares.

Tras diez días desaparecida, Irma Galindo fue hallada con vida, confirmó la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos a través de su coordinadora general Gloria Flores. Sin embargo, ante el riesgo de muerte, la ambientalista tuvo que ser desplazada de San Esteban Atatlahuca. 

“Ella ya no está en la comunidad, está siendo atendida en un espacio seguro en tanto se toman las medidas necesarias para su seguridad. Lo único que podemos informar para que no se coloque en mayor riesgo a Irma, es que está bien, está siendo atendida por un equipo en su situación jurídica, de salud y emocional”, señaló Gloria Flores.

La coordinadora general de la RNDDH confirmó también que la vivienda de Irma fue quemada y agregó que lo más preocupante es que “ella denunció la situación y no fue atendida; para que pueda realizar su labor como defensora de derechos ambientales, se deben generar las condiciones que eviten poner en riesgo su integridad física”, expuso.

Más tarde, a través de un mensaje su hermana Otilia Galindo confirmó lo anterior: “Pude hablar con mi hermana, me dijo que está bien y a salvo. Fue todo. La llamada fue rápida”, informó.

Por la mañana el fiscal de Justicia de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez informó que abrió de oficio una carpeta de investigación para dar con su paradero e instruyó a elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) para que acudieran al municipio a indagar.

Hasta ese momento, agregó, "la familia de la ambientalista no se ha acercado con el ministerio público, sin embargo, en virtud de la noticia delictiva que recibimos, abrimos una carpeta de investigación. Nuestro personal de la Agencia Estatal de Investigaciones se trasladó a la población, habló con algunas autoridades municipales y estamos ahorita verificando si efectivamente ya apareció", expuso.

Otilia Galindo, hermana de la ambientalista  señaló en sus redes sociales, que no había realizado ninguna denuncia por este hecho, “ya que temo por mi familia que se encuentra en Atatlahuca. Temo que les vayan a quemar la casa como lo hicieron con Irma Galindo. Nadie en la comunidad menciona nada. No fotos, no post, por lo miso que tienen miedo que los desaparezcan”.