El público, motor y corazón de OaxacaCine

Cinema Domingo Orchestra musicalizó en vivo la alucinante "Algol, La tragedia del poder" (1920) de Hans Werckmeister.

La noche del sábado, el Teatro Macedonio Alcalá lució un lleno total por la celebración de los ocho años de OaxacaCine, asociación civil dedicada a la exhibición, difusión y formación cinematográfica y audiovisual en estado. Sus fundadores, Rigoberto Perezcano e Isabel Rojas, también directora, agradecieron al público que a lo largo de estos años hayan asistido a las 80 temporadas y 541 funciones para sumar 109 mil 490 espectadores.

Rigoberto Perezcano recordó que esta asociación ha trabajado mes con mes para lograr este programa de exhibición. "Hace poco más de ocho años, junto con Isabel Rojas y Guillermo Quijas platicábamos del proceso de crear OaxacaCine, hablábamos de estos espacios: el Alcalá y el Teatro Juárez, de funciones al aire libre, de qué películas podríamos proyectar y hoy, ocho años después, seguimos pensando en lo mismo. Este impulso y necesidad de seguir creyendo en el proyecto es por el público. Gracias a ustedes seguimos vivos y hasta donde ustedes quieran, seguiremos adelante".

Isabel Rojas agradeció a los asistentes, por quienes dijo, les corresponde seguir creyendo y seguir compartiendo lo mejor del cine nacional e internacional, sea clásico o contemporáneo. Y reconoció que cada función es posible gracias a muchísimas colaboraciones, entre distribuidoras y patrocinadores del programa.

Perezcano resaltó: "No queremos ser un festival de cine, pero seguiremos trabajando y  creyendo que este estado necesita un espacio en el centro histórico dedicado a la cinematografía". Al subir al escenario, los músicos de Cinema Domingo Orchestra también recibieron el reconocimiento del público y la función comenzó.

La alucinante Algol, La tragedia del poder (1920) de Hans Werckmeister, fue musicalizada en vivo por Cinema Domingo Orchestra, agrupación que tiene más de 25 años trabajando con películas clásicas del cine mudo. Esta joya alemana es un relato que conserva vigencia a pesar de sus casi 100 años de existencia: la historia de la alienación del ser humano a partir de la enfermedad de poder y, con él, todo lo que lo rodea. La cinta es una de las primeras películas de ciencia-ficción en la historia de la cinematografía mundial.