Persiste crisis sanitaria por colapso de drenaje en Salina Cruz

JUCHITÁN, Oaxaca.- En Juchitán, las aguas residuales siguen brotando de las alcantarillas en la peor crisis sanitaria que ha vivido esta ciudad zapoteca, la cual fue desatendida durante meses por el Ayuntamiento que encabeza el presidente municipal Emilio Montero Fuentes.

Apenas las brigadas atienden un punto crítico, a los pocos metros resurgen las aguas negras. Aunque actualmente las brigadas a cargo de la Dirección de Obras trabajan en un programa inicial de 15 días, para liberar taponamientos en las tuberías, provocados por acumulación de basura y desechos de todo tipo en alcantarillas, el agua del drenaje sigue emergiendo ante la falta de una solución integral a la crisis sanitaria.

Gobierno del Estado apoya con dos camiones vactor

José Antonio Sánchez López, director de obras públicas, informó que con un camión tipo vactor, prestado por el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), se han liberado 19 puntos en La Ventosa y en esta ciudad.

El programa inició el pasado 5 de octubre, en la agencia La Ventosa, donde se abrieron pozos de visita y limpiaron tuberías, en 8 calles y avenidas de esa población.

La brigada continuó al día siguiente en el callejón de Los Cocos, avenida Pino Suárez, Rayón y Gómez Farías, de la Octava Sección, donde la rotosonda destapó las vías del drenaje obstruidas.

Pero a los pocos días, las aguas negras volvieron a emerger a una cuadra más adelante sobre Rayón, denunciaron los vecinos.

La alcantarilla ubicada en la desembocadura de la calle Rayón al vado, liberó un pequeño arroyo de aguas pestilentes que fue a contaminar el río Los Perros, por donde pasan a cada ratos mototaxis que aprovechan el único vado transitable de la ciudad.

Escuelas primarias, entre las afectadas

Sánchez López dijo que también han acudido al llamado de padres de familia y docentes de las Escuelas Primarias “Héroes 5 de Septiembre”, de la Primera Sección y “Justo Sierra” de la Séptima Sección, para resolver problemas del mismo tipo.

Añadió que el próximo 15 de noviembre se agregará otro equipo vactor, adquirido por la administración anterior, con media vida de uso.

Se espera que por esos días también llegue a la ciudad un vactor nuevo, comprado por el Gobierno del Estado.

Sin embargo, manifestó que estas acciones, sólo representan un alivio temporal al problema, pues “la tarea primordial es la construcción de una nueva red de drenaje, el subcolector oriente y la planta de tratamiento de aguas residuales”.

Para concluir, solicitó la participación de la población en medidas preventivas, como no tirar objetos que obstaculizan las tuberías del drenaje, pues de nada sirve que la autoridad municipal implemente estos trabajos de limpieza, si la sociedad no asume su responsabilidad en el problema.