Favorecen lluvias al territorio oaxaqueño

ArchivoArchivo

Las tierras de los agricultores fueron afectados por la sequía.

La intensidad como las áreas que enfrentan sequía en Oaxaca disminuyeron al 12.4 por ciento del territorio oaxaqueña, ya que sólo 24 municipios tienen sequía moderada, severa o extrema, a diferencia de los 135 que se reportaban en la primera quincena de octubre.

Las zonas con sequía se concentra en la parte norte del Istmo, como San Juan Cotzocon, San Juan Guichicovi, San Juan Mazatlán, Matías Romero de Avendaño, Santa María Chimalapa y Santiago Yaveo, los tres últimos en la categoría de sequía excepcional.

De acuerdo con el monitor de sequía de la segunda quincena de octubre, que emite la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el mes anterior se clasificó, en los registros históricos de precipitación, como el octavo octubre más húmedo a nivel nacional.

De manera específica, en Oaxaca llovieron en promedio 915 milímetros, cifra mensual que ligeramente está por debajo de la climatología que marca mil 6 milímetros como la precipitación normal en el décimo mes del año.

Lluvia invernal

El responsable del área de meteorología del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Conagua, Julio Salazar Falfán, dijo que en noviembre todavía se presentarán precipitaciones dentro de lo normal y arriba de lo normal, incluso hasta enero; serán meses relativamente húmedos.

La presa Benito Juárez de Jalapa del Marqués fue una de las más beneficiadas y al día de ayer su nivel era del 87 por ciento, cantidad que asegura el riego al distrito 29 del Istmo, para el primer ciclo agrícola que incluye la temporada más crítica de estiaje de febrero mayo.

Para noviembre, lo normal es que en la entidad lluevan en promedio 23.4 milímetros, “una precipitación muy baja”, a menos de que se presente un fenómeno climático extraordinario.

“Al entrar en una etapa de transición entre la temporada de lluvias y la invernal, se pueden presentar lluvias invernales, lloviznas intermitentes o heladas por el paso de los frentes fríos”, principalmente en las regiones de la Sierra Norte, Cañada o Cuenca del Papaloapan.