Gasta Congreso de Oaxaca más de lo que recibe

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

En la 64 legislatura han sido constantes las peticiones de los propios diputados para informar y transparentar el uso de los recursos públicos.

En el tercer trimestre del año en curso la 64 Legislatura del estado registra un sobregasto de 99 millones 684 mil 59 pesos con 29 centavos respecto a su presupuesto aprobado, mismo que representa un 24.44 por ciento del mismo, de acuerdo al informe de avance de gestión elaborado por la Secretaría de Finanzas.

El documento precisa que para el ejercicio 2019, al Congreso del estado se asignó un presupuesto de 308 millones 62 mil 771 pesos con 15 centavos, pero ha gastado hasta el mes de septiembre 470 millones 746 mil 830 pesos con 44 centavos.

En tanto que el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (Osfeo), que dependen del Poder Legislativo, obtuvo un presupuesto de 70 millones 808 mil 140 pesos con 11 centavos y hasta el tercer trimestre ha gastado 70 millones 986 mil 620 pesos con 20 centavos, es decir presenta un sobre gasto de 178 mil 480 pesos.

Con tres meses para liquidar salarios, aguinaldos y otros compromisos económico, es previsible que el Congreso estatal terminen gastando alrededor de los 683 millones 778 mil 497 pesos con 47 centavos, que fue lo que erogó la 63 legislatura en el 2018, uno de los presupuestos más caros de la historia de Oaxaca.

A pesar de ello en la 64 legislatura han sido constantes las peticiones de los propios diputados para informar y transparentar el uso de los recursos públicos asignados al Poder Legislativo, porque no se rinde cuentas del gasto del presupuesto.

Combate a la pobreza

Los diputados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Othón Cuevas Córdova, Luis Alfonso Silva Romo y Pavel Meléndez Cruz en diversas ocasiones han subido a tribuna para que la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Laura Estrada Mauro, informe como lo mandata la ley al pleno del Congreso sobre los avances de gestión financiera, lo que hasta la fecha no ha hecho.

De acuerdo a Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su “Informe Legislativo 2019”, entidades con altos índices de pobreza en rezago social como Guerrero, Michoacán y Oaxaca, asignaron en el ejercicio fiscal pasado, 2 mil 548 millones de pesos a sus congresos y solo 757 millones de pesos para combatir la pobreza.

Esto implica un gasto de 336 por ciento superior en sus actividades legislativas que en combatir las carencias de sus habitantes.

Subraya que incluso algunos legisladores locales cuestan más que los diputados extranjeros: se estima que un diputado local le cuesta al país 1.35 millones dólares al año, mientras en España -según compara el IMCO- se hace una erogación de .48 millones de dólares.

El costo por diputado, de acuerdo al IMCO, es: en la Ciudad de México (35.6 mdp), Sonora (23.4 mdp), Estado de México (22.2 mdp), Baja California (22 mdp), Oaxaca (22 mdp), Morelos (21.5 mdp), Quintana Roo (19.2 mdp) y Jalisco (18 mdp); se gasta más en un legislador local que la inversión que se hace para un diputado federal (16 mdp).