¡Se fue al pozo!

Poco pudieron hacer los rescatistas, pues a su llegada el hombre ya no presentaba signos vitales.

Un hombre de 55 años de edad, que durante el martes estuvo ingiriendo bebidas embriagantes, la mañana de ayer decidió anudarse el mecate para sacar agua del pozo ubicado en un domicilio de la colonia Los Ríos, en Cuilápam de Guerrero, y se lanzó al pozo.

La hija del ahora extinto explicó a la policía que su padre, Calixto H.L., de 52 años de edad, salió el miércoles de su domicilio y al parecer estuvo ingiriendo bebidas embriagantes y retornó por la noche a su vivienda ubicada en la calle de Río Yankee de la colonia Los Ríos.

El hombre estaba caminando por la vivienda, pero de pronto, a las 10 horas, tomó la cuerda con la cual sujetan la cubeta pasa sacar el agua y se lanzó al pozo.

Calixto quedó suspendido a unos seis metros del fondo de pozo de unos diez de profundidad.

Los familiares pidieron la ayuda de los integrantes de la policía y personal de rescate con la finalidad de auxiliar al obrero.

Al llegar al domicilio, los policías y personal paramédico del grupo voluntario Organizados en Rescate y Atenciones Médicas (ORAM) confirmaron que ya no contaba con signos vitales y por lo cual pidieron la intervención del personal de la agencia del Ministerio Público.

Los agentes investigadores y peritos arribaron al lugar, pero para el rescate del cuerpo solicitaron la intervención del cuerpo de bomberos.

Los integrantes del cuerpo de bomberos con el equipo de rescate vertical procedieron al rescate del cuerpo, apoyados por integrantes del grupo voluntario Oram.

A las 12 horas el cuerpo fue rescatado, al estar suspendido dentro del pozo y del caso se inició el acta penal por el delito de homicidio con la finalidad de deslindar responsabilidades.

Los restos de Calixto fueron trasladados al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec para la práctica de la necropsia de ley y fue reclamado por sus familiares para darle cristiana sepultura.