Sube importación de vehículos usados

La comercialización legal de vehículos provenientes de otros estados mejoró a comparación de otros años.

La importación legal de autos usados aumentó 11.5 por ciento en los primeros nueve meses del año, lo que demuestra que es posible comprar autos usados de manera lícita en el país y sin cambios a las actuales leyes, aseguró Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).
 
Tan sólo de enero a septiembre se importaron 114 mil 473 unidades de manera legal, de acuerdo con la AMDA, y con datos de la Administración General de Aduanas.
 
Este martes, el Pleno del Senado decidió que no se incorporaría el artículo 15 transitorio de la Ley de Ingresos, con el que se buscaba legalizar a los autos "chocolate" o ilegales que transitan por el territorio nacional.

Sin embargo, Rosales dijo que ello no quita la posibilidad de acceder a los autos usados provenientes de Estados Unidos, puesto que "ninguno de los 10 principales países productores del mundo tienen registrado el número de compras", aseveró.
 
"No se justifica la internación de vehículos sin el debido trámite de importación, no hay argumento válido desde nuestra óptica que justifique el violentar las disposiciones legales que están para que todos las cumplamos", señaló.
 
"Tampoco se justifica argumentar que si son muchos los que han infringido (las disposiciones) se les den las facilidades y se les premie por haber incumplido la ley", sostuvo Rosales.
 
 Comentó que tampoco es válido que se genere un lucro con la internación de estos autos, pues existen organizaciones que otorgan "placas", bajo una cuota, para que las unidades puedan circular en el país.
 

Cae la producción


 Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que la caída anual histórica de la producción de autos reportada en octubre responde, por un lado, a la disminución de la demanda y, por otro, a los paros técnicos en plantas a lo largo del año.
 
La producción de autos en el país cayó 16.3 por ciento en octubre, respecto al mismo periodo de 2018; la mayor disminución desde que se tiene registro, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi).
 
 A inicios de octubre, General Motors detuvo su planta de propulsión en Ramos Arizpe, Coahuila, y a finales de octubre retomó operaciones, al igual que en sus instalaciones de Silao, Guanajuato, donde también detuvieron operaciones. 

En ese mes, General Motos tuvo una caída en su producción de 30.11 por ciento, con respecto al mismo mes del año anterior, lo que representa alrededor de 23 mil 658 autos menos.

Asimismo, Ford reportó una producción de cero unidades en octubre de este año, lo cual contribuye a la disminución general, según cifras del Inegi.
 
 Solís comentó que el reporte de cero unidades refiere cuando hay un cambio en plataformas.  Para el caso de Ford, habrá un cambio de plataforma en su planta de Cuautitlán.
 
El presidente de la AMIA recordó que el año pasado a Honda le ocurrió lo mismo, debido a la inundación que tuvo en su planta de Celaya.

"Todos estos factores hicieron la 'tormenta perfecta' para la caída de octubre", aseguró Solís.

Además, recordó que la  alemana Volkswagen también registró un balance negativo de 21.28 por ciento en octubre, con una reducción total de su producción de 10 mil 239 vehículos; mientras que Nissan se contrajo 13.06 por ciento, el equivalente a 10 mil 486 vehículos menos producidos que en octubre de 2018.

Con la caída de octubre, la producción automotriz del país hila seis meses consecutivos a la baja a tasa anual y acumuló en 10 meses un total de 3 millones 242 mil 476 vehículos producidos, 2.56 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado.
 
 En tanto, las exportaciones mostraron un abrupto descenso anual de 19.52 por ciento.
 
 De enero a octubre, las exportaciones suman 2 millones 836 mil 063 unidades, una caída de 1.67 por ciento con respecto al mismo periodo de 2018.

Por ello, Guillermo Rosales, director general de la AMDA,  destacó que el cierre de 2019 probablemente será la tercera caída anual de ventas, la cual podría prolongarse hasta el 2020.