Atribuyen masacre al grupo La Línea

Agencia ReformaAgencia Reforma

Kylie Evelyn Langford, 14 años, sufrió un disparo en el pie.

El General Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa, atribuyó a la organización delictiva de La Línea, que opera en Chihuahua, la masacre a nueve miembros de la familia LeBarón.

El mando militar indicó que miembros de La Línea fueron desplegados ante la amenaza de que el grupo rival de Los Salazar, que opera en Sonora, intentara ingresar a Chihuahua.

"Como resultado de ese enfrentamiento en lo límites de ambos estados, deciden enviar una célula para detener la incursión de los Salazar hacia Chihuahua es a la que se le está atribuyendo la materialización de agresiones a la familia LeBarón", afirmó el General Mendoza.

Indicó que previamente hubo un enfrentamiento entre miembros de La Línea y Los Salazar en Agua Prieta, Sonora, y derivado de eso fue que se envío la célula de la primera organización.

Al presentar una línea del tiempo, Mendoza aseguró que los tres vehículos atacados salieron del rancho La Mora, pero en horarios diferentes, por lo que las agresiones fueron por separado.

El primer hecho se dio a las 9:40 horas en un punto cercano a La Mora. El primer vehículo agredido fue una camioneta Tahoe que se incendió por los disparos que recibió. Ahí murieron una mujer y cuatro menores.

El segundo vehículo atacado fue una camioneta Suburban en el que viajaban una mujer y 6 menores. En este hecho fallecieron dos menores y la mujer que conducía. Cuatro menores lograron escapar.

El tercer hecho fue el ataque a otra Suburban en la que viajaban una mujer, que falleció, y cuatro menores. Se presume, dijo el mando, que los criminales dejaron ir a los menores luego del ataque.

Dan de alta a menores

Dos niñas sobrevivientes del ataque armado a integrantes de la familia mormona LeBarón fueron dadas del Centro Médico Universidad Banner en Tucson, Arizona, mientras otros tres menores se encontraban estables y recuperándose de sus heridas.

Uno de los niños encuentra hospitalizado pues recibió un disparo en el rostro. La bala le rompió la mandíbula inferior, por lo que requiere de cirugía reconstructiva.

Los funerales de las tres madres asesinadas junto a seis de sus hijos serán este jueves en Arizona.