Pone revocación en la mira a gobernantes

La consulta popular y revocación de mandato que aprobó el pleno de la Cámara de Diputados federal, por el cual se podría remover del cargo al Presidente de la República y a los gobernadores de los estados, era una demanda social, porque en el ejercicio del poder se van dejando atrás muchas promesas de campaña y se da un desencanto en la población, de tal manera que no se tiene que esperar necesariamente hasta el fin del periodo de gobierno para tener la esperanza de la renovación de un gobierno, afirmó el diputado por Morena, Othón Cuevas Córdova.

Expresó que el presidente Andrés Manuel López Obrador -quién presentó la iniciativa de reforma constitucional- se está poniendo al escrutinio de la sociedad, ciertamente en una coyuntura difícil, porque el país atraviesa por una situación delicada, sobre todo en materia de seguridad.

“Pero aún así, sabiendo el presidente López Obrador que está poniendo lo mejor de sí, y que más allá de guerras sucias o campañas mediáticas, los resultados de su gobierno se seguirán viendo paulatinamente, y que serán finalmente los ciudadanos quienes, aprovechando estas nuevas figuras -como la revocación de mandato- determinen si se continúa con esta vía que ha propuesto o se da un cambio de rumbo; creo que esta decisión devuelve al pueblo el poder y, de alguna manera, entrega el bastón de mando, como la máxima autoridad, al ciudadano”.

Poder electivo DESCANSO

El legislador del Partido Movimiento de Regeneración Nacional subrayó que se devuelve el poder electivo al ciudadano, porque en estos procesos no intervienen los partidos políticos, “ya que los partidos han llegado a un nivel de desgaste en el que los ciudadanos ya no se sienten representados por ellos, luego entonces, en un proceso de plebiscito ya no intervienen”.

Dijo que en el caso de los estados, los gobernadores deben entender que se deben a la votación del pueblo y que no porque la ley diga que su encargo es de seis años, el pueblo tiene que soportar un gobierno que ya no está dando resultados; “con esta nueva reforma a la Constitución federal se abre la posibilidad de devolver al ciudadano el poder soberano”.

Cuevas Córdova comentó que en el caso de Oaxaca, se llevó a cabo una reforma constitucional en materia de plebiscito y revocación de mandato, pero nunca se concretaron leyes secundarias: “Fueron reformas sin dientes, una serie de buenos propósitos, porque no se reglamentó la forma de hacerlos efectivos; fueron un buen deseo y nada más”.

Añadió que ahora que Morena es mayoría en el Congreso local y en el contexto de la homologación de estas reformas constitucionales federales, se está trazando la ruta que necesariamente tiene que repercutir en las entidades federativas”.

Manifestó que la permanencia en el poder de gobiernos ineficientes e ineficaces ya no corresponden a una sociedad demandante con el gobierno, por ello habrá de concretar en Oaxaca estás figuras de participación ciudadana,  de tal manera que una vez que haya sido aprobada por la mayoría de los congresos estatales, “tendríamos que llegar a una armonización de leyes; esa es una ruta que necesariamente se tiene que transitar”.