Comparte Rodrigo Cavero experiencia de cruzar el estrecho de Gibraltar

El oaxaqueño Rodrigo Cavero comparte su experiencia luego de haber cruzado  a nado el estrecho de Gibraltar el pasado 4 de octubre.

Rodrigo, quien radica en España, estuvo acompañado de sus familiares en un encuentro con los medios de comunicación en las instalaciones de Acuarela, donde dio sus primeras brazadas cuando tenía 12 años de edad.

Rodrigo recordó que justo a la mitad de la travesía, el barco que los acompañaba para avalar la prueba y proporcionarles abastecimiento cambió la bandera española por la marroquí como señal de haber llegado a nuevo territorio.

Cavero precisó que afrontó este desafío sin mirar detalles de lo que ocurría a su alrededor, y es que estar concentrado al cien por ciento fue clave. Únicamente se enteraba de lo que pasaba por los comentarios de sus compañeros.

El momento más difícil fue cuando por un tramo perdieron la formación establecida, lo que lo hacía nadar incómodo y perder ritmo, pero luego la retomarían.

Con la percepción de que aún no llegaban al destinado fijado, recibieron la buena noticia de la embarcación de que ya habían cumplido el reto. Como se había establecido, estaban a cinco metros de la tierra pero les indicaron no llegar hasta ahí al representar demasiado riesgo por la fuerza del oleaje y las filosas rocas.

La proeza
Este cruce del estrecho de Gibraltar comenzó en la isla de Tarifa en España hacia la isla de Perejil en Marruecos, recorriendo una distancia total de 16.2 kilómetros en un tiempo de 3 horas 38 minutos y 52 segundos.